El radar LIDAR flash 3D de Continental, futuro del coche autónomo

El modelo que la compañía está desarrollando ya escanea su entorno en 1,32 microsegundos para un radio de hasta 200 metros de distancia.


Continental lleva meses trabajando en el desarrollo de la conducción autónoma, investigando y haciendo avances en los sistemas que deben dotar a los vehículos de las herramientas necesarias para un efectivo y completo análisis de su entorno. En esa particular carrera que distintas multinacionales están disputando para ser la referencia de la conducción del futuro, el Grupo aleman parece estar destacándose del resto con una tecnología que promete mucho: el radar LIDAR flash 3D.

radar LIDAR flash 3D de ContinentalLos radares o sistemas LIDAR (del inglés Laser Imaging Detection and Ranging) emplean una tecnología que permite determinar la distancia que existe desde el emisor láser (el vehículo) hasta un objeto o superficie (el entorno al que dicho vehículo debe enfrentarse) mediante el uso de un haz láser pulsado. Dicha distancia se determina midiendo el tiempo transcurrido entre la emisión y el reflejo de la señal, es decir, calculando el tiempo que tardan las emisiones que nuestro vehículo emita sobre los objetos (otros vehículos, señales de tráfico, postes, vallas…) en “rebotar” y volver a nuestro vehículo.

De la perfección y avances en estos sistemas depende la correcta visualización e interpretación que el vehículo haga de todo aquello que le rodea, permitiéndole captar toda la información exterior y tomar las decisiones correctas y necesarias. En este sentido, el LIDAR tipo flash que está desarrollando Continental gozará de tecnología 3D gracias a una máquina sin componentes mecánicos, que le permitirá al dispositivo estar más camuflado que en la tecnología actual (por ejemplo, la cámara que llevan los coches de Google sobre el techo para lograr reproducir imágenes reales en Google Maps).

radar LIDAR flash 3D de ContinentalEl modelo creado por Continental escanea su entorno por completo en 3D y lo hace a un radio de hasta 200 metros de distancia desde el vehículo. El escaneo se realiza en apenas 1,32 microsegundos, lo que equivale a 30 escaneos por segundo, una cifra aceptable pero que debe seguir incrementándose para alcanzar los 50 escaneos que los ingenieros de coches autónomos determinan como necesarios para dotar al sistema de toda la información suficiente para la toma de decisiones.

Sea como sea, la conducción autónoma terminará llegando y las grandes compañías tecnológicas del sector ya se están preparando para aportar sus soluciones al mercado. Continental, con esta y otras innovaciones, demuestra estar haciendo los deberes.

 

 

Espacio patrocinado por
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone