Enrique Lastra: “Los escépticos siempre acaban satisfechos y reconociendo la diferencia de trabajar con nuestra marca”

El sector plástico de la carrocería tiene en Phira a un potente aliado. Más de 50 años de trayectoria avalan al fabricante, único en su condición de productor nacional independiente de paragolpes. Nos sentamos con Enrique Lastra, Director general de Phira Componentes de Automoción S.A., para hablar de la actualidad del sector.


El sector plástico de la carrocería tiene en Phira a un potente aliado. Más de 50 años de trayectoria avalan al fabricante, único en su condición de productor nacional independiente de paragolpes. Su política de calidad y la certificación de todas sus piezas garantizan la mejor respuesta en todos los escenarios. Y es que la fabricación de componentes para la zona más vulnerable del vehículo puede llevar a engaños. Una cosa es el aspecto superficial de la pieza y otra muy distinta, su rendimiento una vez instalada. Nos sentamos con Enrique Lastra, Director general de Phira Componentes de Automoción S.A., para ahondar en estas y otras cuestiones del mercado.

Pregunta: ¿Qué balance hacéis en Phira del curso 2016? ¿Ha sido un año beneficioso para la empresa? ¿A qué niveles?

Respuesta: El año pasado tuvo una dinámica un poco extraña, con enero muy malo seguido de un primer semestre muy bueno, mientras que la segunda parte del año fue más relajada. Al final, logramos consolidar los mercados más importantes para nosotros.

Por otra parte, estamos satisfechos con el reconocimiento internacional que estamos consiguiendo de la marca Phira. Una vez más, acudimos a la feria más importante del sector, en Frankfurt, en la que tuvimos una participación positiva pero que nos dejó la sensación de estar sufriendo un cierto desgaste.

Pregunta: La gente suele relacionar al fabricante independiente con un producto de menor calidad que el original. ¿Con qué armas contáis para imponeros ante ese prejuicio?

R: Eso ocurre porque en determinados casos es cierto y porque el taller no tiene medios para seleccionar bien en la oferta alternativa. Nuestro mejor aval es la certificación y la experiencia, que trasladamos al taller mediante dos personas que visitan talleres por toda España, promocionando la marca y la diferenciación de calidad del producto que ofrecemos.

Los escépticos que deciden probar nuestro producto siempre acaban satisfechos y reconociendo la diferencia de trabajar con nuestra marca. El reto es siempre poner en valor la marca “Phira” respecto a la multitudinaria oferta de Oriente y para ello buscamos ser consistentes en la calidad que ofrecemos.

P: Tenéis muy en cuenta la I+D, realizando importantes inversiones que luego repercuten positivamente en los procesos de fabricación de la empresa. Explicadnos cómo es ese proceso y las fases que garantizan la calidad de vuestras piezas.

R: Nuestro objetivo es conseguir una pieza que no se distinga de la original en aspecto, materiales y adaptabilidad. Para ello, es muy importante el proceso de desarrollo de ingeniería inversa para conseguir un modelo óptimo, la calidad de los utillajes para tener una producción homogénea y los procesos de control que sean muy estrictos para evitar el más mínimo error.

También es imprescindible que las materias primas sean siempre de primera calidad, aunque estemos en un sector en el que se hacen muchas trampas ya que el efecto de una materia prima inferior no se aprecia hasta que el vehículo está en la calle y tiene un mínimo incidente.

P: Phira produce paragolpes bajo unos parámetros que os alejan de la guerra de precios. ¿Cómo funcionan los mercados español e internacional en este aspecto?

Tenemos presencia en más de cuarenta países y donde mejor funcionamos es en aquellos en los cuales los distribuidores más importantes mantienen en sus catálogos una oferta diferenciada de los productos de calidad respecto a los de precio.

Cuando un distribuidor se toma esta molestia, mejora su cuota de mercado de forma indefectible. En España siempre hemos tenido una buena cuota, aunque estos años de crisis y de envejecimiento del parque han empujado al mercado un poco más hacia el precio barato. Esto está cambiando otra vez.

P: Sois ya una empresa integrada en las nuevas tecnologías, como lo demuestran vuestros servicios de compra online y la posibilidad de consultar el catálogo mediante APP. ¿Cómo están respondiendo los clientes a estas propuestas aún innovadoras dentro del sector?

R: Las nuevas tecnologías son imprescindibles para poder atender la demanda actual que te pide las piezas de una en una y en 24 horas, aunque mayoritariamente la clientela prefiere el trato telefónico ya que para ellos es más ágil el pedido que a través del ordenador.

En cuanto al catálogo en APP, la verdad es que su implantación es muy lenta porque la gente prefiere todavía el catálogo en papel. La ventaja es que el coste de actualización del catálogo a través de la APP es prácticamente cero.

P: Un alto porcentaje de las piezas que fabricáis están certificadas por Centro Zaragoza, un Instituto de Investigación de fama internacional. ¿Qué ha supuesto para Phira trabajar en colaboración con CZ y pasar de producir buenas piezas a piezas certificadas?

R: Que no seas tú mismo quién diga lo que haces bien sino que sea un tercero de reconocida solvencia el que lo propague, abre muchas puertas.

Actualmente, las compañías de seguro están muy activas buscando alternativas al producto OEM, y no solo en España. Si no existieran las piezas certificadas, creo que ni se lo plantearían y nuestro sector sufriría mayor marginación por parte de ellas.

P: El mercado reconoce la labor activa que lleváis a cabo en la defensa de los intereses que atañen al colectivo de la posventa. ¿Cómo está la batalla en el conflicto sobre el Euro-Diseño?

R: Tenemos una situación estancada. Durante unos años de intensa labor de lobby se consiguió implementar la cláusula de reparaciones (excepción del derecho de protección de un diseño en el caso de una reparación) en la mitad de los países de la comunidad, entre ellos España. Como consecuencia de esta situación, no se puede vender carrocería de algunas marcas en países como Francia, Alemania, Chequia y Rumania.

El objetivo de nuestro colectivo era que la cláusula se votara en el parlamento europeo y se implantara para todos los países. La votación se ganó mayoritariamente en el parlamento, pero cuando el borrador llego al consejo de ministros europeo para ser ratificado, Alemania y Francia vetaron su aprobación. Este borrador ha estado congelado casi una década y actualmente estamos en un proceso de intentar reintroducir de nuevo el borrador de la ley para su aprobación.

El problema que tenemos es conseguir que Alemania y/o Francia no vuelvan a ejercer su derecho al veto y para ello se necesitara un gran esfuerzo por parte de las asociaciones que se hallan inmersas en este trabajo. Personalmente, creo que aún falta bastante tiempo para que veamos un mercado europeo totalmente liberalizado. Mientras tanto, hemos de procurar no retroceder en ningún país.

P: ¿Y en cuanto a las compañías de seguros?

R: Aquí, el asunto es más complicado debido a que no hay unidad de criterio. Algunas aseguradoras exigen exclusivamente recambio OEM mientras que otras ya están buscando lo más barato del mercado. Surgen nuevas amenazas y nuevas oportunidades y con cada compañía hay que actuar de forma diferente.

P: ¿Qué retos tiene por delante el carrocero español en los próximos años? ¿Y qué desafíos esperan a empresas como la vuestra?

R: En especial para la carrocería y por el volumen del producto, el mayor reto es la atomización de la gama. Van a tener que haber unos pocos actores que sean los que tengan capacidad y almacenen la mayor gama posible, mientras que los demás tendrán que suministrarse a través de ellos en el día a día.

Nuestro mayor reto será seguir invirtiendo en referencias de venta cada vez más corta, aumentar la gama, realizar series más cortas, ampliar nuestros almacenes, vender pedidos más pequeños… y que todo ello siga siendo rentable.

P: Hemos empezado haciendo un resumen del año pasado, de modo que terminaremos en el presente y futuro más inmediato. ¿Qué cabe esperar de Phira para este 2017?

R: Nuestro objetivo no es, específicamente, ampliar líneas de producto. Somos especialistas en piezas de plástico de calidad y nuestra pretensión para el futuro inmediato es completar en todo lo posible la oferta que tenemos.

Seguimos manteniendo altos niveles de inversión en referencias nuevas y en piezas que son complementarias al paragolpes, como las rejillas, spoilers, aletas de plástico o soportes. Además, buscamos poder ofrecer el máximo de cobertura de este tipo de piezas en cada reparación. Por ahí pasan las pretensiones de Phira de cara a los próximos meses.

 

Más información en www.phira.es

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone


No hay comentarios

Escribir comentario