¿Cómo es el taller ilegal? ¿Qué operaciones suele realizar?

El propósito de este estudio es conocer cómo son los talleres ilegales y qué tipo de operaciones suelen realizar con más frecuencia. Un taller ilegal es un modelo de negocio fraudulento a través del cual locales sin licencia ofrecen servicios de reparación y revisión de vehículos. Estos negocios no poseen permisos reglamentarios, acceso a la información técnica de los vehículos ni ninguna de las licencias y autorizaciones que marca la legislación vigente. Los establecimientos clandestinos tampoco cumplen las normativas en materia de seguridad laboral o gestión medioambiental de los residuos y no emiten factura por sus servicios.

Generalmente, la mayor incidencia de operaciones ilegales llevadas a cabo por este tipo de negocios se produce en la especialidad de electromecánica y son, en general, actuaciones relacionadas con el mantenimiento periódico y con reparaciones de mecánica, siendo relativamente limitadas las de electrónica. En cuanto a carrocería, la incidencia es algo menor y se concreta en el arreglo de pequeños golpes, cambios de parachoques, y sólo en muy contadas ocasiones, grandes reparaciones de carrocería y pintado de vehículos enteros en cabina.

Cómo son los talleres ilegales

Fuente: Guardia Civil

Cómo son los talleres ilegales

  • Establecimientos situados normalmente en polígonos industriales (a veces identificados como talleres en sus fachadas, pero en otras ocasiones, ni siquiera aparecen como tales de manera visible).
  • Garajes privados (fundamentalmente de chalets unifamiliares).
  • Establecimientos de alquiler de espacios para efectuar reparaciones por los propios usuarios (conocidos popularmente como “boxes”), donde mecánicos en paro o con necesidad de sobresueldos “cobran” por las operaciones realizadas a particulares.
  • Vía pública: reparaciones realizadas en la calle por personas que cobran a otras por hacerlas.
  • Talleres móviles ilegales: furgonetas o turismos, la mayoría de las veces no identificados. Estos suelen trabajar dentro de las localidades, evitando los lugares donde opera la Guardia Civil de Tráfico.

La patronal anima a los ciudadanos a seguir colaborando con sus aportaciones para localizar estos talleres ilegales que, además de fomentar la competencia desleal, no emiten facturas ni ofrecen ningún tipo de garantías al cliente.

CETRAA envía a las asociaciones provinciales estas denuncias con el fin de que procedan a su comprobación y las remitan a las autoridades competentes que ejecutarán, si es oportuno, las acciones necesarias para acabar con esta lacra que atenaza al sector de la reparación, afirman desde la entidad.

Espacio patrocinado porroberlo 2018 728x90

No hay comentarios

Escribir comentario