ACtronics reflexiona sobre el papel de la remanufacturación en la industria

La compañía europea suma 18 años como especialista en el reacondicionamiento de componentes electrónicos en el sector automotriz.


ACtronics es una empresa líder en el mercado de la reparación de componentes electrónicos de automóviles. Sistemas de dirección, frenado y transmisión, cuadros de instrumentos, unidades ABS/ECU y cuerpos del acelerador/mariposa son sometidos a un proceso de remanufactura para dar a las piezas una segunda vida útil, contribuyendo así a una economía sustentable y circular en la posventa de automoción. Como especialista en la materia, la compañía ha reflexionado sobre el valor de la remanufacturación en la industria y la importancia actual de reparar antes que sustituir.

La remanufacturación es el proceso de devolver un producto usado a por lo menos su rendimiento original con una garantía igual o mejor que la del producto recién fabricado. Este concepto de «refabricación» pretende lograr diferentes ahorros en comparación con la producción tradicional. «Con la revisión, por ejemplo, es posible realizar ahorros sustanciales en materias primas y energía para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El número de materias primas se reduce al 11% de un nuevo producto y el consumo de energía al 6%», explican desde ACtronics.

El producto renovado, ¿un nuevo estándar?

Pero si la remanufactura tiene un impacto tan grande en el medio ambiente y es tan buena como nueva, ¿por qué aún no es la norma? La empresa europea con filial en Barcelona recuerda al respecto que «es una idea que se está gestando cada vez en más sectores y en diferentes empresas. Bajo el título «Manufacturing as Remanufacturing», cada vez surgen más ideas y conceptos que fomentan esto. La base de este concepto es que un producto recién producido debe tener una vida útil mucho más larga y no terminar en la basura en poco tiempo. Durante su vida útil, la pieza deberá repararse varias veces para que vuelva a estar como nueva, agregando actualizaciones y mejoras de fabricación».

Parece evidente que los tiempos actuales hacen que la importancia de la remanufacturación sea aún más importante. Además del impacto ambiental que recibe cada vez más atención, temas como la intensidad de la mano de obra y la escasez de materias primas dominan las noticias. Tanto los materiales como el personal son escasos, lo que hace que los precios suban cada vez más. «Esto quedó aún más claro con la pandemia y ahora se ve reforzado por la situación en Ucrania. Debido a que la remanufactura requiere mucha menos mano de obra que la producción nueva y también requiere muchas menos materias primas, se está convirtiendo en una opción cada vez más interesante tanto para las empresas como para los consumidores», añaden desde ACtronics. Y es que, con la remanufacturación representando solo el 2% de la fabricación total mundial en 2020, toda queda mucho margen de mejora.

Con las piezas de los vehículos siendo cada vez más complejas y utilizando materias primas cada vez más costosas (por ejemplo, los grandes paquetes de baterías), la importancia de la reparación no hará más que aumentar. «Cada año, los automóviles dados de baja generan alrededor de siete a ocho millones de toneladas de residuos. Aunque lo nuevo siempre existirá, el producto renovado puede convertirse en el nuevo estándar«.

 

actronics

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario