Los camiones vendidos a partir de 2040 deberán ser libres de fósiles

Una declaración conjunta de ACEA y el PIK esboza las claves para la transformación del actual modelo de transporte de mercancías por carretera.


Con la mirada puesta en alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, los fabricantes de camiones de Europa concluyeron durante el pasado mes de diciembre que los camiones nuevos vendidos a partir de 2040 deberán ser libres de fósiles. Un objetivo que, recuerdan desde la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), solo será posible si se construye la infraestructura de carga y reabastecimiento de combustible adecuadas y se establece un marco político que incluya la fijación de precios globales del CO2 para impulsar la transición.

acuerdo europeo camiones nuevos libres de fósiles a partir de 2040

Para desarrollar esta ansiada hoja de ruta, los directores generales de los fabricantes europeos de vehículos industriales, todos ellos bajo el paraguas de ACEA, han unido sus fuerzas con los principales científicos del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK). “El cambio climático es el desafío más fundamental de nuestra generación. Al mismo tiempo, la pandemia del COVID-19 ha puesto de relieve el papel crucial que desempeñan el transporte por carretera y la logística para garantizar que los alimentos, los medicamentos y otros bienes esenciales estén disponibles para quienes los necesitan”, declaró Henrik Henriksson, presidente de la Junta de Vehículos Comerciales de ACEA y director general de Scania.

La declaración conjunta de ACEA y el PIK, publicada el pasado 15 de diciembre, esboza cómo debe afrontarse ese proceso de transformación del actual modelo de transporte de mercancías por carretera. En este sentido, una buena red de carga y reabastecimiento de combustible para los camiones será “crucial” para el funcionamiento de los vehículos pesados de baja y cero emisiones.

Además de las inversiones de la industria de V.I., la hoja de ruta prevista incluye decisiones políticas como gravámenes por uso de carreteras (basados en las emisiones de CO2) o un sistema de impuestos sobre la energía basado en el carbono y el contenido energético. Ambas entidades también coinciden en la necesidad de fijar los precios ya que “los vehículos de cero emisiones simplemente no despegarán mientras el gasóleo siga siendo más barato”.

“La ciencia nos muestra que si queremos evitar cruzar puntos de inflexión peligrosos en el sistema de la Tierra, tenemos que actuar hoy, combinando todas las soluciones disponibles para hacer un rápido cambio hacia la neutralidad del carbono”, declaró por su parte el científico Johan Rockström, del PIK.

 

acea

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario