Adeabur mide el impacto de la finalización de los ERTEs por fuerza mayor en los talleres burgaleses

La asociación miembro de CONEPA estima que el 80% de sus talleres no podrán incorporar al total de sus plantillas a partir del 30 de junio.


El 26% de los talleres de Burgos que han recurrido al ERTE ya han incorporado al 75-100% de su plantilla, según una encuesta realizada por la Asociación de Empresarios de Automoción de Burgos (Adeabur). Un 15% ha indicado que ya había «rescatado» del ERTE al 50-75% de los trabajadores afectados, mientras que un 19% manifiesta contar ya con el 25-50% de sus empleados. Un significativo 22% sólo ha «recuperado» de momento a menos de una cuarta parte de su plantilla.

Adeabur mide impacto finalización ERTEs por fuerza mayor en talleres de Burgos

A la hora de hacer previsiones a corto plazo, el 30 de junio, fecha teórica de finalización de los ERTEs por fuerza mayor, sólo el 19% considera viable para su empresa incorporar al total de sus operarios, mientras que al 81% le resultaría complicado. En todo caso, el 33% de los talleres encuestados se plantearía recurrir a la fórmula de ERTE por otras causas (productivas, técnicas, etc.) en caso de llegar a finales de mes sin poder hacer frente a sus obligaciones con el personal por falta de trabajo.

En cuanto a la posibilidad de ajustes de plantilla, el 19% de los talleres se abre a la posibilidad de despidos en caso de que el 30 de junio deban renunciar a los ERTE por fuerza mayor, aun conscientes de que eso significa devolver cuotas exoneradas con sus correspondientes intereses.

En Burgos, el 82% de los ERTES presentados por empresas dedicadas a la reparación y al mantenimiento de vehículos durante el estado de alarma se planteó por fuerza mayor. En cuanto a la plantilla afectada, el 63% de las empresas introdujo en el expediente de regulación temporal de empleo al 75-100% de su fuerza laboral.

En la encuesta de Adeabur han participado 27 empresas asociadas. De ellas, un 59% tenía el 15 de marzo pasado hasta tres trabajadores; un 30%, entre cuatro y siete; sólo un 11% de los encuestados tiene 8 o más trabajadores.

Esfuerzos mayúsculos pese a la caída del trabajo

A pesar de la difícil situación vivida por los talleres durante el estado de alarma, aproximadamente un 19% de las empresas del sector no ha recurrido a expedientes de regulación temporal de empleo (la mayor parte de ellas por no contar con personal contratado por cuenta ajena). En general, se ha detectado un esfuerzo en las empresas (casi todas micropymes) por conservar las plantillas y reincorporarlas a la mayor brevedad posible.

Sobre la carga actual de trabajo, respecto de una hipotética ocupación para esta época del año, un tercio de los encuestados no llega ni a cubrir la mitad de lo que sería una carga de trabajo habitual. Del otro 66%, solo un tercio supera el 75% de carga de trabajo. En este sentido, las previsiones para el mes de julio son de expectación y desconcierto. Y es que más de la mitad esperan superar el 75% de ocupación (un 30% incluso apuesta por acercarse a una carga de trabajo normal), impulsados por los mantenimientos atrasados, ITV aplazadas y por las primeras experiencias de movilidad veraniega.

La gran incógnita, y eso es algo que no afecta solo a los negocios burgaleses sino al resto de talleres del país, será la cantidad de carga de trabajo que seguirán teniendo estos negocios tras la primera oleada de mantenimientos y reparaciones. A nadie escapa que estas operaciones van muy ligadas a los kilómetros recorridos, cifra que evidentemente ha caído de manera fulminante durante el estado de alarma.

 

conepa

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario