¿Cómo afectan las huelgas de estibadores a los recambistas?

El sector de la postventa de automoción se ve afectado y entre los recambistas se corre el peligro de no poder distribuir a los talleres


puerto

La última huelga de estibadores perpetrada el pasado mes de junio afectó a la mayoría de puertos del estado, debido a la alta participación en todo el territorio. El conflicto enfrentó a los estibadores con el Gobierno primero, y con las empresas después, puesto que las mercancías no podían salir de la zona portuaria. Según Fomento, cada jornada de paro supuso unas pérdidas de alrededor de 12 millones de euros.

El paro se extendió más de cuatro meses, iniciándose en febrero con la reforma que liberalizó el sector y finalizando a finales del mes de junio, a pesar de que España se retrasó dos años y medio en realizar esta tarea. A causa de la demora, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea le ha impuesto una multa de 3 millones de euros, aunque la sanción ha sido reducida considerablemente. Todo esto, unido a la falta de libertad de establecimiento de las compañías y de la contratación de los estibadores.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, opina que el Gobierno ha actuado de “buena fe y con la máxima colaboración con las autoridades europeas”.

Con este nuevo marco legal, Europa pretende que los puertos españoles mejoren su competitividad.

El problema de los recambistas

El principal problema que sufren las empresas, reflejadas en nuestro sector por recambistas como la empresa familiar Castelao ubicada en L’Hopistalet de Llobregat (Barcelona), es que no pueden proveer a sus clientes de las piezas que necesitan y que ya han pedido, a pesar de estar en el puerto confinadas y listas para su distribución. Una demora que repercute en los talleres, que sufren las consecuencias de esta situación y no pueden arreglar los vehículos averiados cumpliendo con los plazos previstos.

Su única opción es recurrir a grandes distribuidores que cuenten con grandes almacenes y mucho stock, algo que tampoco supone ninguna solución al problema ya que afecta negativamente a la libre competencia y al día a día de las compañías más pequeñas o con menos alcance.

Se espera que, con las nuevas medidas y la normalización de la situación, no se vuelvan a producir este tipo de conflictos que tan críticamente afectan al sector de la posventa.

 

Castelao recambistas

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario