El aftermarket de automoción en Europa reducirá sus beneficios hasta el año 2030

Europa y Norteamérica verán sus ritmos de crecimiento frenados de una forma significativa, mientras que el continente asiático despegará.


Según el estudio que ha realizado la consultora McKinsey&Company sobre el mercado de la posventa y que publica la Asociación Europea de Fabricantes de Componentes (CLEPA), el crecimiento del mercado del aftermarket de automoción en Europa descenderá su ritmo de crecimiento, pasando del 2,1% experimentado entre 2010 y 2014, a un pronóstico del 1,5% entre los años 2015 y 2030.

aftermarket de automoción en EuropaPor lo tanto, estaremos ante un crecimiento menor comprendido en un periodo de tiempo notoriamente mayor. Para ilustrar este descenso con cifras, basta con explicar que los ingresos entre 2010 y 2014 fueron de 237 billones de dólares, mientras que no se esperan más de 300 billones  entre 2015 y 2030.

Una situación proporcionalmente similar vivirá Norteamérica, cuyo crecimiento entre 2010 y 2014 se situó en el 3,5% (ingresos por valor de 267 billones de dólares) y cuyo pronóstico para el periodo 2015-2030 es de 337 billones de ingresos, lo cual representaría una caída del crecimiento hasta el 1,6%.

“Boom” asiático

Mientras el aftermarket de automoción en Europa y Norteamérica parece limitarse a sobrevivir, el continente asiático sigue a lo suyo y, según el estudio de McKinsey&Company, presentará unas cifras ciertamente positivas para su economía.

A la cabeza de la revolución en esta parte del planeta encontramos a China, que verá incrementado su porcentaje de crecimiento en 1,7% (del 6,4 al 8,1), aumentando sus ingresos de los 72 billones de dólares hasta los 233.

El resto de Asia, con la India incluida en ella, aumentará su crecimiento en apenas un 0,1% entre los periodos de tiempos analizados, con unos ingresos entre 2010 y 2014 de 77 billones de dólares que aumentarán hasta los 197 entre el 2015 y el 2030.

Se trata de un crecimiento discreto pero que sigue siendo una cifra muy positiva ya que, recordemos, los ingresos que provienen del aftermarket de automoción en Europa y Norteamérica decaen un 0,6% y 1,9%, respectivamente.

A nivel global

Ese empuje asiático será el que palíe el panorama global del aftermarket de automoción, cuya caída de los ingresos será evidente pero quedará limitará al 0,8%, con unos ingresos ya materializados de 759 billones de dólares (2010-2014) que se prevén apenas lleguen a los 1.200 billones entre 2015 y 2030.

Los continentes africano, oceánico y sudamericano deberán replantearse su modelo y la sostenibilidad de sus industrias puesto que son, sin lugar a dudas, la nota más negativa del estudio de McKinsey&Company. Y es que, si su crecimiento entre 2010 y 2014 fue del 5,5%, con unos ingresos de 106 billones de dólares, las expectativas para el periodo entre 2015 y 2030 son paupérrimas: un descenso del crecimiento de los ingresos hasta el 1,6% para un total de 134 billones. Una evolución que, de seguir así, arrojaría cifras negativas para las previsiones post-2030.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone


Hay 4 comentarios

Escribir comentario
  1. Pablo Moreiras Rodríguez

    Leo el titular de la noticia “(…) caída sostenida hasta el año 2030” y veo que no tiene relación con las conclusiones del informe de McKinsey al que hace referencia. Es cierto que en el artículo ya se explica que el descenso es en el ritmo de crecimiento, pero eso no es una “caída sostenida”. El informe es muy claro: “we see only moderate growth in the automotive aftermarket for mature markets despite increasing vehicle densities.” Un crecimiento medio de 1,5% del tamaño del mercado europeo no es nada despreciable, especialmente si se tiene en cuenta que, en cifras de 2015, Europa representa en 31% del mercado mundial de la posventa.

    • Motor Ok

      Quizás deberíamos habernos referido como “frenazo al crecimiento”, no te digo que no, Pablo. En cualquier caso, el periodo 2010-2014 ya era recesionista y presentó unas cifras notoriamente mejores de las estimadas para un periodo de tiempo que lo multiplica por tres (2015-2030). No es cuestión de ser alarmistas, pero la caída de los beneficios, de cumplirse los pronósticos, no es baladí.

      ¡Gracias por aportarnos tu punto de vista!

      • Pablo Moreiras Rodríguez

        Bueno, McKinsey habla del tamaño del mercado europeo en general, habría que conocer el dato desagregado para España (que creo no era objeto de estudio particular). De todas formas, el tamaño del mercado es solo un factor a tener en cuenta a la hora de determinar resultados. Creo firmemente que los operadores que mejor se sepan adaptar al mercado cambiante que viene tendrán mejores cifras de crecimiento que las del global del mercado.

        • Motor Ok

          En eso estamos muy de acuerdo. Son cifras a escala macro y a bastantes años vista, por lo que nadie debería extrapolarlas a su caso concreto de negocio ni caer en el pesimismo. Basta con hacer las cosas bien en nuestro día a día y tener un poco de perspectiva para que los cambios y novedades del mercado no pillen por sorpresa a nadie, o a cuantos menos, mejor…


Publicar un nuevo comentario