Agerauto se alía con ETP Europe para la distribución de su gama de turbos ETE

Con este acuerdo, Agerauto incorpora a su gama una nueva línea de calidad OE con posibilidad de crecimiento a corto y medio plazo.


Agerauto vuelve a sorprender al mercado del recambio con una nueva alianza, esta vez con la empresa global ETP Europe, para la distribución a nivel peninsular de los nuevos turbos ETE. El proveedor es especialista en la fabricación de turbocompresores nuevos de calidad OE y confecciona todos los componentes que integran y dan forma a esta delicada pieza.

Todos los turbos ETE se venden en un espectacular packaging que incluye todos los elementos necesarios para una correcta reparación: la caja con asas debidamente acolchada, juntas nuevas, jeringuilla con aceite para lubricar y, por supuesto, el turbo en una bolsa hermética para protegerlo de la humedad.

Agerauto nuevo distribuidor turbos ETE

Primeros pasos de un proyecto de largo alcance

Para desarrollar su negocio, ETP Europe ha buscado un pequeño grupo de selectos distribuidores a los que ofrecer en exclusiva su completa gama. En este sentido, el histórico distribuidor nacional Agerauto ha empezado este acuerdo con los turbos para turismo y tiene previsto comercializar la gama para vehículo industrial a lo largo del segundo trimestre del año.

Cabe destacar que, además de distribuir los turbos ETE completos (sin casco a cambio), disponen de todo el despiece para la reparación de los mismos, desde cartuchos, geometrías variables, actuadores electrónicos, carcasas, etc. Se trata, en definitiva, de una nueva línea de negocio que van a tratar a todos los niveles, pudiendo dar servicio tanto al distribuidor como al reconstructor y, por último, al reparador de turbos.

Con este acuerdo, Agerauto incorpora a su gama de productos una nueva línea de calidad OE con posibilidad de crecimiento a corto y medio plazo. Y lo hace, además, reforzando su apuesta por el vehículo industrial, sector en el que se ha especializado en esta última etapa de su larga trayectoria en nuestra posventa.

Un buen remedio contra el ‘downsizing’

En 2016, un 45% de los vehículos ya estaban equipados con turbo. Pero, para el 2020, la previsión de turbos montados en primer equipo se espera que alcance el 65%. ¿El motivo de este crecimiento? Las reglas cada vez más exigentes de consumos y emisiones,  que conlleva la fabricación de motores más pequeños.

Este fenómeno, denominado “downsizing”, consiste en el desarrollo de motores más eficientes, con mayor rendimiento, menor consumo y menos contaminantes, pero a cambio de una menor cilindrada y menos pistones. En estos motores de gasolina, muchos de los cuales se limitan a tres cilindros, es donde resulta crucial el trabajo del turbo. Al comprimir más el aire, mejora la combustión y ofrece un mejor rendimiento, con lo que contribuye a una disminución de emisiones.

Basta indicar que, actualmente, el 99% de los vehículos nuevos diésel están ya equipados con un turbocompresor, ya sea de geometría variable  o fija, mientras que el 80% de los motores de gasolina también están equipados con un turbocompresor.

 

agerauto

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario