El bloqueo del vehículo con alcoholímetro, una realidad a partir de 2022

La UE obligará a los fabricantes de vehículos a incorporar una preinstalación que permita el montaje del sistema de seguridad Alcolock.


A partir de enero de 2022, todos los automóviles nuevos en la UE deberán llevar una preinstalación a la que poder conectar un alcoholímetro conectado al encendido del vehículo. Esta esperadísima medida, de nombre Alcolock, es uno de los ocho nuevos sistemas ADAS que entrarán en vigencia a partir de dicha fecha para seguir incrementando la seguridad en las carreteras. Recordamos que, según datos del Instituto Nacional de Toxicología (INTCF) en 2019, más del 45% de los conductores fallecidos en carretera a los que se les hizo autopsia dieron positivo en alcohol, drogas y/o psicofármacos.

sistema de bloqueo del vehículo por alcoholímetro Alcolock obligatorio en la Unión Europea a partir de 2022

El funcionamiento del Alcolock será sencillo: el sistema analizará las tasas de alcohol en sangre del conductor, siendo capaz de analizar en menos de 25 segundos una tasa que irá hasta los 2,50 mg/l. Si el usuario supera la tasa permitida, el motor no se pondrá en marcha y el vehículo quedará completamente inmovilizado.

La eficacia del sistema queda garantizada gracias a sus sensores, los cuales imposibilitarán el falseo de datos. Y es que la incorporación de tecnologías de identificación de huellas dactilares, pupila, detección facial o fotografías digitales impedirán el uso de triquiñuelas que permitan al conductor eludir el test. Toda la información recogida por el sistema se guardará en el sistema, que contará con una pantalla gráfica con capacidad de almacenaje de hasta 100.000 pruebas y un registro del historial que podrá descargarse.

La decisión de obligar a los fabricantes a montar una preinstalación se ha hecho pensando en el abaratamiento de costes por su parte, así como para dotar a los países miembros de la UE de una cierta autonomía a la hora de elegir las condiciones de este sistema de bloqueo del vehículo. De este modo, los coches incorporarán dicha preinstalación y deberán ser los usuarios quienes añadan el alcoholímetro de acuerdo con la legislación de cada país o región.

 

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario