Sobre el fin de los combustibles tradicionales y las posibles alternativas

Este tipo de combustibles tenderán a desaparecer y todo apunta a que las medidas tomadas por los consistorios serán cada vez más restrictivas.


El futuro de los combustibles tradicionales es altamente incierto. No sabemos qué ocurrirá en España con el diésel, a pesar de contar con más de 17 millones de motores de gasóleo en nuestro parque. Por su parte, los motores antiguos de gasolina no parece que vayan a correr mucha mejor suerte.

La Unión Europea ya dio un toque de atención al Gobierno de nuestro país con la intención de subir los impuestos a los vehículos diésel. Aunque parece que las medidas coercitivas irán por esa vía, de momento no ha habido planteamientos serios más allá de las restricciones a la circulación en la almendra central de ciudades como Madrid o Barcelona.

El 2017 se cerró con una cuota de mercado del 48,3%, por delante de la gasolina que llegó al 46.5%. Pero en 2018 el diésel ha decaído y, según Faconauto, es previsible que este año su cuota de mercado descienda al 36.6% mientras que la gasolina ascienda al 55.8%. Lo evidente es que los combustibles tradicionales siguen copando nuestro mercado frente a los alternativos.

fin de los combustibles tradicionales

El principio del fin

Hace aproximadamente tres años, los motores diésel se convirtieron en noticia con uno de los escándalos recientes más importantes del mundo del motor: la falsificación sistemática de los datos de las emisiones de gases contaminantes para saltarse la normativa vigente. En ese preciso momento, es cuando se escribió el destino del gasóleo.

Se trataba del inicio del fin, aunque resulta evidente que no se puede prohibir así de golpe teniendo en cuenta que es una cuestión de “política industrial”. Penalizar el diésel sería una forma de sancionar al transporte profesional, furgonetas, camiones y autobuses, en un país que vive mayoritariamente del transporte en carretera.

Desde la entrada en vigor de la norma Euro 6, los nuevos vehículos han reducido sus niveles de contaminación y se augura que el gasóleo sea cada vez más caro y los motores diésel estén gravados con cada vez más impuestos.

Ante esto, los consumidores buscan coches de gasolina de segunda mano, un mercado que ha crecido un 47% desde febrero. También las búsquedas de este combustible han sido un 40% superior que las del diésel, lo que supone un cambio de tendencia.

¿Cuál será el próximo paso?

Tarde más o menos, los combustibles tradicionales tenderán a desaparecer y todo apunta a que las medidas tomadas por los consistorios serán cada vez más restrictivas. Es por ello que se está generando una enorme producción de vehículos a gas, siendo enorme la inversión en infraestructuras para ello en los últimos años. También crecen las expectativas de incremento de la demanda junto a la transformación en bifuel de los vehículos que ya circulan por nuestro parque rodante.

Reparatucoche.com es una de las compañías expertas en la transformación de los vehículos a gas. En el caso del diésel, desde la compañía recomiendan el GNC o gas natural comprimido, aunque es más caro que el GLP y actualmente existen pocas estaciones de servicio. En el caso de los coches a gasolina matriculados a partir de 2001, la transformación a GLP es totalmente recomendable conllevando ventajas como la consecución de la etiqueta ECO, la posibilidad de circular sin restricciones y disfrutar de todos los ahorros.

Para esta operación, la líder en reparaciones online realiza todos los trámites necesarios: gestión de la homologación, ITV, informan a la DGT y tramitan la ayuda de 400€ en carburante Repsol Autogas. Todo ello, además, con la opción de financiación a 12 meses sin intereses, con lo que podrás pagar la cuota con lo que te ahorras en combustible.

Si te interesa adelantarte al futuro, contacta ya con Reparatucoche.

 

reparatucoche

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario