La industria auxiliar del automóvil prevé una caída del empleo de hasta el 10%

En 2019, la facturación de la industria española de componentes para automoción alcanzó los 35.822 millones de euros, un 3,6% menos que en 2018.


Como cada año, la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) presenta los datos del sector correspondientes al ejercicio anterior y sus previsiones para el año en curso. Según las primeras estimaciones, para 2020 se prevé una caída de la facturación del sector de proveedores de automoción de un 20-30%, fruto de la crisis económica generada por el COVID-19. De cumplirse estas previsiones, quedaría igualmente afectado el empleo de la industria auxiliar del automóvil, que solo en empleo directo perdería entre un 6-10% de sus trabajadores.

industria auxiliar del automóvil en España cifras 2019

Estas cifras demuestran, una vez más, la fuerte necesidad de poner en marcha un plan de choque que permita una reactivación más rápida del sector, conjugado también con un plan país a medio y largo plazo dado el rol estratégico que juega en la economía y sociedad española. En este sentido, desde la asociación proponen que dicho plan combine medidas de ayuda a la oferta y a la demanda, ya que tendrán un mayor impacto en la economía. En paralelo a la renovación del parque, se deben poner en marcha ayudas vinculadas al desarrollo industrial para no perder competitividad.

Datos del sector en 2019

La reducción de la producción de vehículos a nivel mundial, la incertidumbre y las tensiones comerciales, unido al proceso de transformación (movilidad, conducción autónoma, digitalización y electrificación) del sector han hecho que la cifra de facturación de los proveedores de automoción instalados en España se redujera ligeramente en 2019, alcanzando los 35.822 millones de euros (-3,6%).

Teniendo en cuenta que la producción mundial de vehículos cayó un 5,2% en 2019, el impacto de esa caída sobre la facturación de la industria auxiliar de automóviles española ha sido bastante menor. Esto es debido a la diversidad de mercados y clientes de nuestras empresas, al incremento de su competitividad y a la apuesta por el liderazgo tecnológico.

Se produjo también el año pasado una reducción del 2% en el empleo directo generado por el sector, que actualmente se sitúa en las 225.400 personas, 5.000 menos que en 2018. Este empleo directo se caracteriza por ser estable y de calidad, a pesar de situaciones tan desagradables como el reciente cierre de Nissan en Barcelona y la afectación que la marcha de la japonesa tendrá sobre su red de proveedores. No obstante, el de los componentes de automoción es un sector muy bien repartido a lo largo y ancho de la geografía española y que representa más de 10% del empleo industrial en varias CC.AA.

En 2019, el sector de proveedores de automoción generó más de 365.000 empleos directos e indirectos. Con el fin de poder mantenerse a la vanguardia tecnológica, los proveedores de automoción continuaron realizando una fuerte apuesta por la I+D+i, invirtiendo el 4,1% de su facturación (casi 1.460 millones de euros), el triple que la media industrial. Asimismo, las inversiones en capacidades productivas volvieron a rondar los 1.900 millones de euros, un esfuerzo que se mantiene año tras año.

En 2019, las exportaciones del sector cayeron un 3,1% y quedándose en los 20.754 millones de euros, es decir, un 58% de la facturación. De la facturación en el mercado nacional (15.068 millones de euros), 9.798 millones corresponden al suministro de equipos y componentes a los fabricantes de vehículos (-4,6%) y 5.270 millones de euros proceden del mercado de recambios (-3,9%).

 

sernauto

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario