Archivada la causa contra el mecánico de Reus que no quiso arreglar un coche de la policía

El mecánico se negó a prestar sus servicios debido al papel de la policía en el 1 de octubre y ahora el juez niega un posible delito de odio.


El juzgado de instrucción número 3 de Reus ha archivado la causa contra Jordi Perelló, el mecánico de Reus que se negó a reparar el coche de un agente de la policía el pasado enero de 2018. En su resolución, el juez considera que negarse a reparar un coche supone una “falta de toda lógica empresarial”, pero no es constitutivo de un delito de odio.

Jordi Perelló mecánico Reus coche policía española

En su interlocutoria, el magistrado cita jurisprudencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya y argumenta que el caso no se puede investigar por la vía penal, sino que habría derivarlo a la vía administrativa. ¿El motivo? Que la ley protege los colectivos vulnerables y no los cuerpos policiales.

Consecuencia de la actuación policial en Cataluña el 1-0

Cuando el agente acudió al taller de Jordi Perelló, el mecánico le dijo que, desde el 1 de octubre no trabajaba ni con la policía española ni con la Guardia Civil porque les consideraba “unos opresores y responsables de lo que está pasando (en Cataluña)”. Al no ser un concesionario oficial, Perelló podía negarse a atender a los clientes.

Ahora, la resolución indica que el mecánico habría dicho al agente que se buscase otro taller porque él no trabajaba con “maltratadores”, que no lo atendería por ser agente de la policía española y porque él podía atender a los clientes que quisiese. Perelló también habría dicho que, a pesar de ser “una buena persona”, no le repararía el vehículo “por lo que pasó el 1 de octubre”.

 

motorok

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario