Consejos y trucos de Arnott en la instalación de la suspensión neumática

La especialista atesora más de 30 años de experiencia en ingeniería, diseño y fabricación de componentes de alta calidad para el Aftermarket.


Como especialista en suspensión neumática para el Aftermarket, el proveedor Arnott desea asegurarse de que todos los profesionales del taller se sientan seguros y estén bien informados al abordar cuestiones vinculadas a la suspensión por aire. En el siguiente artículo, la compañía destaca algunos consejos y trucos valiosos por categoría de producto en la instalación de la suspensión neumática.

Arnott consejos y trucos para instalación de la suspensión neumática

Balonas

Después de instalar una balona, hay que asegurarse siempre de verificar dos veces que el pistón inferior esté montado correctamente y asentado/acoplado en sus pasadores/cerrojos de montaje. De lo contrario, el pistón inferior puede romperse o la balona puede salirse de su ubicación.

El operario debe comprobar de que la línea de aire esté colocada y enrutada correctamente. La instalación incorrecta de la línea de aire puede hacer que ésta se atasque entre la cámara de aire y los componentes del chasis (por ejemplo, la carcasa de la rueda interior), haciendo imposible desinflar la balona a través de la línea de aire.

El técnico siempre debe inflar la balona mientras sostiene el vehículo en el elevador. Si se descuida, el peso del vehículo se distribuye de manera desigual y, en consecuencia, la balona puede doblarse durante el procedimiento de llenado de aire. Esto ejerce tanta tensión en la manga de aire que podría hacer que la balona se salga del anillo de engaste.

Al reemplazar una balona, asegurarse siempre de revisar minuciosamente también el amortiguador. Hay que tener en cuenta que el amortiguador es responsable de la amortiguación, no la balona. Cuando la fuerza de amortiguación del amortiguador ya no es suficiente, la balona necesita absorber más impactos, algo para lo que no está hecha. Esto puede hacer que el pistón inferior se agriete o se rompa.

Amortiguadores neumáticos

Al instalar la línea de aire en una pieza Arnott, casi nunca es necesario quitar o apretar el accesorio. Si se retira, Arnott recomienda apretar el accesorio Voss con un máximo de 2 Nm. Cuando se usa más torque, puede dañar la rosca del tornillo, lo que provocará que la balona pierda aire en el accesorio.

Después de la instalación, verificar si el cableado y conectores están colocados correctamente. Una instalación incorrecta o conexiones sueltas pueden generar códigos de error. También hay que apretar los tornillos superiores con cuidado y de acuerdo con las especificaciones del fabricante. En general, Arnott no recomienda el uso de herramientas neumáticas para esto porque apretar demasiado los tornillos puede dañar la rosca o incluso romperla. En este sentido, el fabricante entrega sus amortiguadores neumáticos con las tuercas y tornillos de montaje adecuados.

Compresores

El desgaste o la sobrecarga del compresor es a menudo un daño consecuente que hace que sea crucial revisar el sistema de suspensión de aire para detectar posibles fugas. Por lo general, es fácil reconocer si un compresor falló debido a una quemadura o sobrecarga porque huele a quemado, las etiquetas del compresor se han vuelto amarillas debido al intenso calor y, a menudo, las líneas y conectores también se derriten parcialmente. Si este es el caso, conviene no solo instalar un nuevo compresor sino también asegurarse de encontrar la causa raíz. De lo contrario, es probable que el nuevo compresor también se estropee en poco tiempo.

Cuando se reemplaza un compresor, hay que hacerlo siempre también con el relé y verificar o reemplazar el filtro de aire. El compresor se enciende y apaga mediante un relé que es controlado por la Unidad de Control Electrónico (ECU). El relé puede pegarse y hacer que el compresor bombee aire continuamente. Esto eventualmente conducirá a un compresor quemado. El compresor aspira y ventila el aire a través de su filtro de aire. Si el compresor viejo se rompió debido al agua y/o suciedad en el interior, es probable que el filtro de aire esté contaminado. Si solo se reemplaza un nuevo compresor en tal caso, el nuevo compresor succionará el agua y los desechos existentes.

Después de reemplazar el compresor, siempre verificar el estado de las mangueras de entrada y de admisión. Una manguera de entrada puede secarse y volverse porosa provocando fugas y/o desprenderse del compresor. En ambas situaciones, esto conduce a que haya agua y suciedad dentro del compresor, lo que hace que se descomponga. Si no se nota, también dañará el nuevo compresor sin posibilidad de reparación.

Por último, conviene no olvidar la revisión del mazo de cables del compresor en busca de posibles cables rotos o agrietados. Un compresor puede vibrar cuando está en funcionamiento provocando el desgaste del cableado.

 

arnott europe

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario