Asetra presenta en Madrid el Plan de Defensa y Mejora de la Carrocería

Los talleres madrileños han puntuado a las compañías, siendo Mutua Madrileña la de mejor nota y Línea Directa la peor valorada.


La Asociación de Talleres de Madrid (Asetra) ha presentado esta semana el Plan de Defensa y Mejora de la Carrocería, una estrategia global de trabajo sistemática para la defensa de los talleres en su relación con las aseguradoras en el marco de la realidad económica y legal. El cuestionario del que se extraen las conclusiones a continuación expuestas ha sido completado por 256 talleres de la Comunidad de Madrid, de los cuales un 20% son concesionarios, agentes y servicios oficiales y el 80% restante, independientes multimarca.

Plan de Defensa y Mejora de la Carrocería

Desde Asetra, su secretario general ha recordado el contexto legal, definido, entre otras, por la necesidad de respeto a las normas sobre competencia, derechos de los consumidores, condiciones de la contratación y distribución de seguros. Sobre el contexto económico, ha señalado la reducción de la prima media de las aseguradoras (pasó de 405€ en 2009 a 356€ en 2019) que no recoge ni la inflación, y en el estancamiento del módulo de los convenios CIDE y ASCIDE (desde 2010 a 2017 ha permanecido en 882€).

«Esta política agrava la pérdida de rentabilidad de los talleres, que ofrecen un gran servicio sin que sus precios se actualicen en relación con los costes y les aboca a dar servicios que no pueden repercutir al usuario (coches de sustitución, lavado, recogida y entrega, etc.)», lamentan desde Asetra.

El Plan de Defensa y Mejora de la Carrocería se sustenta en cuatro pilares que en 2021 representaron un importante nivel de actividad:

  • La información dinámica (276 circulares y 17 notas de prensa) con la que los talleres pueden conocer las acciones asociativas ante la realidad que les afecta.
  • La formación (1.256 horas, 639 alumnos y 269 talleres) imprescindible para conseguir un sector que se desenvuelva mejor en, por ejemplo, el manejo de los baremos de tiempos o la su relación con las aseguradoras.
  • La asesoría y gestión legal, que en 2021 concitó 2.159 actuaciones: 23% sobre normativa de aplicación a los talleres; 32% sobre consumo; procedimientos judiciales (15%) y gestión con aseguradoras (30%, casi un tercio del total).
  • Observatorio para el análisis y elaboración de estudios, como el del precio/hora, o el que se recoge a continuación.
talleres madrileños valoran compañías de seguros en 2021

Principales resultados de la encuesta

En esta entrega de la encuesta elaborada por Asetra y Natram entre los talleres de la Comunidad de Madrid, se recogen sus opiniones sobre las prácticas comerciales de las aseguradoras que condicionan su rentabilidad. Frente a ellas, Asetra quiere que los talleres sean conscientes de las posibles respuestas que tienen a su alcance.

  1. Volumen de trabajo: al 92% de los talleres, Mutua Madrileña les aporta entre el 20% y más del 40% de su trabajo. Duplica a Mapfre y multiplica por diez los datos de Pelayo y Allianz. Por el contrario, entre el 80% y el 95% de los talleres responden que Axa, Línea Directa, Liberty, Generali, Reale, G. Catalana y Zurich les generan menos del 10% del volumen de trabajo.
  2. Precio/hora bruto global: va desde los 32,55€ de Mutua Madrileña y los casi 32€ de Allianz, hasta los 30,17€ de Mapfre que, junto con Liberty, Zurich, Línea Directa y Axa están por debajo de los 31€. Todo ello, sin perjuicio de los descuentos pactados en los acuerdos comerciales entre taller y aseguradora.
  3. Actualización anual del precio: evitando con su adecuación a la inflación una merma del poder adquisitivo del taller. El 67% de los talleres afirma que Mutua Madrileña actualiza anualmente el precio hora. Le sigue Mapfre (18%) y Allianz (13%). El resto de entidades están por debajo del 10%, hasta llegar a Axa que no alcanza ni el 6%.
  4. Períodos de pago: entre el 51% y el 68% de los pagos de Generali, Axa, Liberty, Reale, G. Catalana, Zurich, Línea Directa y Pelayo se realizan en más de siete días. Por su parte, según la opinión de los talleres, el 67% de los pagos de Mutua Madrileña se realiza en 48 horas, casi 50 puntos porcentuales más que Allianz y Mapfre.
  5. Libre elección de taller por el usuario: el 95% de talleres afirma que Mutua Madrileña permite la libre elección, seguida de Generali con el 60%. En el otro extremo, Mapfre y Línea Directa se sitúan por debajo del 14%. Esta práctica afecta a la competencia y a la imagen del taller.
  6. Libre elección del tipo de recambios: el 82% de los talleres afirma que Mutua Madrileña permite la libre elección del tipo de recambios, seguida de G. Catalana (77%). Mapfre y Pelayo rondan el 45% y, muy descolgada, Línea Directa con un 20%. Esta práctica cercena la libertad de empresa, a pesar de que el taller es quien tiene obligación de garantizar el trabajo.
  7. Libre elección del proveedor de recambios: casi todas las compañías superan el 90% de respuestas afirmativas, hasta el 99% de Mutua Madrileña. Por debajo, Mapfre (86%), Pelayo 80% y Línea Directa (74%).
  8. Libre elección de materiales de pintura: supera el 90% de respuestas afirmativas de los talleres. Se mueve en una horquilla que va del 91% de Línea Directa hasta el 98% de Mutua Madrileña.
  9. Servicios que el taller presta de forma gratuita: son otro importante capítulo que condiciona su rentabilidad.

Valoración global de las aseguradoras

Finalmente, los talleres han evaluado a las aseguradoras, de las cuales solo aprueban tres: Mutua Madrileña, que se aproxima a los 4 puntos, y Allianz y Mapfre que superan ligeramente los 3 puntos. El resto se mueven entre los 2,13 y los 2,49 puntos. Como no todas las compañías son iguales, consecuentemente Asetra sugiere que lo primero que pueden hacer los talleres es tratar a las entidades aseguradoras de forma diferente, según el trato que reciban de ellas.

«No es coherente ni comercial ni económicamente que compañías que aportan poco volumen de trabajo y que, además, solicitan un alto descuento sobre el precio y la prestación de servicios gratuitos (con un coste que tiene que asumir el taller), paguen un precio inferior a otras que proporcionan un mayor volumen de reparaciones», recuerda la asociación de talleres.

En este contexto, estas son algunas de las posibles respuestas para que el taller tome nota y aplique:

  • No aceptar condiciones desequilibradas. En última instancia, no reparar los vehículos de una entidad con escaso porcentaje de trabajo no representará un quebranto económico y, sin embargo, puede lanzar señales al resto de compañías de que su taller trabaja a precios inferiores.
  • Informar al cliente de la nociva política comercial que práctica esa aseguradora respecto al taller y, por extensión, respecto al cliente.
  • Informar al cliente de sus derechos respecto a la compañía, siendo el principal derecho el de reparar en el taller que desee (salvo pacto expreso en contrario en su póliza).
  • Reclamar la valoración a la compañía, aportando a su vez una valoración paralela que le hace el propio taller.
  • Asesorar y gestionar con el cliente la cesión de derechos de éste al taller, para reclamar ante la compañía la reparación hecha con un importe superior al de la tasación de la aseguradora.
  • Prescribir a su cliente respecto al seguro de su vehículo compañías aseguradoras respetuosas con los derechos e intereses del mismo y del taller; no en vano, el taller es un gran conocedor de las características de las pólizas y de las prácticas comerciales de las aseguradoras, así como de sus efectos sobre la atención al cliente asegurado.

 

asetra

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por Advertisement Advertisement
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario