Australia logra equiparar por ley a constructores y talleres independientes

La ley exigirá que la información sobre servicios y reparaciones de vehículos esté disponible para el taller multimarca a un precio justo.


El Senado australiano aprobó el pasado 17 de junio un proyecto de ley para el intercambio de información sobre servicios y reparaciones de vehículos de motor. Tras casi una década de campaña por parte de la Asociación Australiana de la Posventa del Automóvil (AAAA), la nueva ley ilegaliza que las empresas automovilísticas oculten información a los talleres independientes cualificados, lo que mantendrá asequible el coste de las piezas de recambio, el mantenimiento y la reparación de los vehículos.

Australia aprueba proyecto ley que ilegaliza a las empresas automovilísticas ocultar información a los talleres independientes cualificados

El director general de la AAAA, Stuart Charity, explicó que el plan obligatorio exigirá que toda la información sobre servicios y reparaciones de vehículos se ponga a disposición de los talleres multimarca a un precio justo de mercado. “Ha tardado mucho en llegar, pero será una buena noticia para el sector del automóvil. Empezamos a hacer campaña por esta ley hace una década y hemos pasado por dos investigaciones del gobierno e incluso por un acuerdo voluntario en 2014 que fue un completo fracaso”, declaró.

La nueva ley está diseñada para proporcionar un campo de juego más justo para la reparación y el servicio de las 74 marcas de automóviles disponibles en Australia en una industria con un valor de 23 mil millones de dólares anuales. El sector de la reparación y el mantenimiento de vehículos de motor cuenta allí con alrededor de 35.000 empresas que dan empleo a más de 106.000 australianos.

Charity aseguró que alrededor de uno de cada diez vehículos de motor llevados al taller se ven afectado por la falta de acceso a la información de servicio y reparación. “Esto puede conducir a menudo a un mayor coste de los servicios para los consumidores. Lo que esta ley significa es que la información sobre servicios y reparaciones que los fabricantes de automóviles comparten con su red de concesionarios debe ponerse también a disposición de los talleres independientes”.

La nueva ley es el resultado de una cooperación sin precedentes en el sector, con más de 75 talleres que han recibido la visita de sus diputados locales para demostrar lo que ocurre cuando los fabricantes de vehículos retienen las actualizaciones de software y los boletines de servicio técnico. Stuart Charity dijo: “No tenemos una membresía muy politizada y el hecho de que nuestros pequeños talleres operados por sus propietarios se suban a bordo con correos electrónicos y contactos directos con su diputado local es el mejor indicador que tenemos de que esto es importante para nuestros miembros y para sus clientes”.

Ancera celebra este precedente

Desde Ancera, la patronal de recambistas española, celebran esta noticia y recuerdan que esta legislación se aproxima a las disposiciones sobre el acceso a la información técnica del Reglamento de exención por categorías de los vehículos de motor (MVBER), en la que Ancera trabaja junto a asociaciones europeas como Figiefa.

“Desde Figiefa, nuestra representación europea, se ha informado a la Comisión Europea sobre los avances legislativos en este materia, con el fin de señalar a la UE que es necesaria una legislación específica para el mercado de posventa, y que un posible abandono del Reglamento de Exención por Categorías de Vehículos de Motor de la UE iría en contra de las tendencias mundiales”, explica la asociación.

 

aaaa

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario