La automatización, riesgo y oportunidad para los trabajadores del sector automoción

La OIT plantea una fórmula de permisos de formación para que los trabajadores más expuestos a los cambios puedan reciclarse.


Un reciente estudio llevado a cabo por la Comisión sobre el Futuro del Trabajo, creada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), descubre que aproximadamente la mitad de los empleos podrían verse afectados por la creciente automatización y digitalización de las tareas. Industrias como la automotriz, basadas en el petróleo, estarían entre las que acumulan mayores riesgos laborales, aunque también oportunidades.

permisos de formación contra la automatización de la automoción

Ante esta situación, la OIT habría planteado una nueva fórmula de permisos de formación para que los trabajadores más expuestos a los cambios venideros puedan reciclarse y no verse atrapados por una espiral de difícil salida. Así lo informan nuestros compañeros de cocheglobal.com.

Fondos sociales para garantizar la formación

¿Que proponen los expertos? Pues ni más ni menos que un sistema de derechos de formación mediante un sistema rediseñado de “seguro de empleo” o de “fondos sociales” que permita a los trabajadores tomarse tiempo libre remunerado de sus trabajos para participar en la formación. De este modo, se les podría reconocer el derecho a un determinado número de horas de formación, independientemente del trabajo que hagan.

Según la OIT, este seguro de empleo basado en la concesión de permisos de formación sería especialmente necesario para los trabajadores por cuenta propia o los trabajadores de las pymes, “que tienen menos posibilidades de beneficiarse de la formación financiada por el empleador”.

“Quienes van a perder sus trabajos en esta transición podrían ser los menos preparados para aprovechar las nuevas oportunidades; las competencias de hoy no se ajustarán a los trabajos de mañana y las nuevas competencias adquiridas pueden quedar desfasadas rápidamente”, señalaron los expertos.

Automatización creciente

Tal y como apuntan desde el portal cocheglobal.com, los expertos en trabajo reconocen la falta de consenso sobre los efectos que causará la enésima revolución tecnológica. Por ejemplo, el Foro Económico Mundial indica que casi el 50% de las empresas esperan reducciones de sus plantillas en 2022; por su parte, el Banco Mundial alerta de que dos tercios de los puestos de trabajo de los países en desarrollo podrían ser automatizados; finalmente, la OCDE cuantifica en un 9% los empleos con elevado riesgo de automatización total y entre el 50% y el 70% aquellos que pueden sufrir automatizaciones parciales.

Ante este panorama, el reciclaje y la adquisición de nuevas competencias se presenta como algo totalmente necesario. En este contexto, la propuesta de la OIT no suena nada descabellada y se presenta como una posible solución muy a tener en cuenta.

 

coche global

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario