Automechanika reúne a los principales directivos del Aftermarket en su primer encuentro online “Hablemos de negocios”

La feria lanza la serie de encuentros “Hablemos de negocios” y dedica su primera reunión virtual a las consecuencias y desafíos del COVID-19.


La popular organizadora de ferias de la industria del automóvil Automechanika ha puesto en marcha su nueva serie de encuentros virtuales “Hablemos de negocios”, que ya está reuniendo a los principales actores del Aftermarket para discutir temas de actualidad. La primera charla digital tuvo lugar el pasado 30 de octubre y, como no podía ser de otra manera, estuvo vinculada al impacto del coronavirus en el mercado del recambio.

Automechanika celebra primera charla digital Hablemos de negocios

Los invitados a participar en el primer debate fueron: Manfred Baden, presidente del Mercado de Recambios de Automoción Robert Bosch; Rolf Sudmann, vicepresidente ejecutivo de ContiTech; Jean-Francois Bouveyron, vicepresidente del Mercado de Recambios de EMEA de Delphi Technologies Aftermarket; Michael Söding, director general del Mercado de Recambios de Automoción de Schaeffler; y Helmut Ernst, vicepresidente senior de Aftermarket ZF.

Como quedó claro en la charla, ni la industria automotriz ni sus proveedores estaban preparados para la pandemia de coronavirus. “Estamos experimentando lo que probablemente sea una crisis única en la vida. […] Y hemos estado en una montaña rusa desde hace varios meses”, confirmó Jean-Francois Bouveyron, de Delphi Technologies Aftermarket, añadiendo que “el negocio disminuyó dramáticamente en marzo, pero se recuperó significativamente en verano. Para mí, esto demostró la resistencia del mercado de la posventa, y demostró que era capaz de hacer un trabajo mucho mejor para hacer frente a la crisis que el mercado de Equipo Original, por ejemplo”.

Rolf Sudmann, de ContiTech, también abordó este tema: “Como muchos fabricantes de piezas, tenemos que gestionar cadenas de suministro de gran complejidad internacional. Para ser honesto, este sistema tan lejano no fue muy resistente durante la primavera, cuando todos nos enfrentábamos a la crisis del coronavirus por primera vez”. En algunos casos, la producción se cerró y las empresas se enfrentaron al reto de hacer frente a los crecientes pedidos, a menudo no programados.

Sin embargo, después del primer trimestre, la industria proveedora comenzó una lenta recuperación y las empresas aprendieron mucho de la situación resultante de la pandemia y del cierre global. Rolf Sudmann dijo al respecto que “hemos utilizado el tiempo para mejorar nuestra gestión de la cadena de suministro y los procesos dentro de la cadena de suministro. Además, hemos fortalecido nuestra colaboración con muchos de nuestros socios internacionales, especialmente en los campos de la digitalización y la previsión. Por eso tengo confianza en el futuro”.

Las cadenas de suministro de Bosch eran relativamente estables, y la empresa se está beneficiando de ello también en la situación actual: “A pesar de esta difícil situación, en Bosch conseguimos mantener nuestras cadenas de suministro durante todo el periodo, lo que nos dio una muy buena base para el aumento de la producción en los últimos meses. Hoy podemos decir que la demanda ha mejorado notablemente en casi todas las áreas de productos de posventa”, declaró Manfred Baden, de Bosch.

Los participantes en la charla también estuvieron de acuerdo en que un sistema sofisticado de gestión de crisis es esencial. En palabras de Michael Söding, de Schaeffler: “Establecer un sistema efectivo de gestión de crisis es la clave”. Se debe hacer todo lo posible para evitar el cierre de la producción y la logística debido a infecciones de coronavirus entre los trabajadores. “Tenemos que centrarnos en la salud y la seguridad de todos nuestros asociados”, añadió Michael Söding.

El panel también quiso señalar que los contactos estrechos y el diálogo con los clientes son extremadamente importantes para mejorar las previsiones y reaccionar de forma rápida y flexible a las situaciones cambiantes. Helmut Ernst, de ZF, dejó claro que el COVID-19 ha acelerado aún más el proceso de consolidación del sector: “el COVID-19, en combinación con la movilidad eléctrica y la escasez de fondos, han impulsado realmente el proceso de consolidación”.

Con la situación actual, nadie qiso aventurar ninguna predicción sobre el futuro. Manfred Baden declaró que “con los números de coronavirus aumentando de nuevo en todo el mundo, no es posible hacer una predicción. Tenemos que vigilar de cerca la situación, para poder reaccionar rápidamente cuando sea necesario”. En la misma línea se expresó Jean-François Bouveyron, asegurando que “la situación nos obliga a ser extremadamente ágiles. Nos enfrentamos a una segunda ola y hay gran incertidumbre sobre el final del año”.

 

automechanika

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario