Ahorro de recursos y respeto por el medio ambiente con Bosch eXchange

Su programa para motores de arranque y alternadores permitió al proveedor ahorrar unas 2.700 toneladas de metales en 2019.


En su compromiso con las prácticas comerciales sostenibles, el programa eXchange de Bosch Automotive Aftermarket para productos remanufacturados ayuda a ahorrar recursos y a proteger el medioambiente mediante la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera. Así, con el programa Bosch eXchange para motores de arranque y alternadores, el proveedor alemán ofrece una solución óptima y económica para la reparación de todo tipo de vehículos.

Este programa está compuesto mayoritariamente por productos remanufacturados en serie que cumplen los mismos estándares que las piezas originales, teniendo que pasar rigurosas pruebas funcionales y de calidad. Esto asegura a los talleres mecánicos una alternativa de alta calidad y fiabilidad a precios más bajos y para todas las reparaciones, tanto de turismos como de vehículos comerciales. Además, para poder atender las exigencias de los talleres y sus clientes, esta gama se va ampliando periódicamente.

Bosch participa en la reforestación en Asturias

Un solo árbol puede absorber en un año el CO2 que emite un coche que circula entre 10.000 y 20.000 kilómetros durante el mismo periodo de tiempo. Con esa impactante cifra en mente, Bosch puso en marcha el pasado mes de marzo una iniciativa consistente en la contribución a la recuperación de una zona forestal degradada en Llanes (Asturias) mediante la plantación de 100 árboles autóctonos.

Y es que Bosch eXchange no solo es una buena opción cuando se trata de afrontar reparaciones económicas (por ejemplo, en vehículos de una cierta edad) sino que el programa de piezas de recambio también es una alternativa real en términos de protección del medioambiente y del clima. Por todos es sabido que, en comparación con la producción de piezas nuevas, la remanufacturación requiere menos material y energía.

Así, durante 2019, al remanufacturar motores de arranque y alternadores, Bosch ahorró unas 2.700 toneladas de diferentes metales. Esto se traduce en un CO2 equivalente (CO2e) de unos 7.400 Tm, es decir, la cantidad que se tendría que haber emitido produciendo nuevas piezas metálicas desde cero. O lo que es lo mismo, se necesitaría un bosque entero de alrededor de 590.000 hayas para absorber todo este CO2e.

 

bosch

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario