Conducción más segura y saludable con los filtros de habitáculo Bosch

La alemana comparte consejos básicos de mantenimiento para el taller y recuerda las propiedades de su gama de filtros de recambio.


El filtro de habitáculo es el encargado de retener el polen, el polvo fino, las bacterias y los gases nocivos que se encuentran en el aire para que no accedan al interior del vehículo y así preservar la salud de conductor y pasajeros. Además, también protege el sistema de aire acondicionado y mejora la visibilidad, reduciendo la cantidad de depósitos en suspensión. Bosch ofrece, dentro de su cartera de productos para la posventa, una completa gama de filtros de habitáculo de gran calidad y fácil montaje. Además, comparte una serie de consejos básicos de mantenimiento que a continuación compartimos.

Como parte del mantenimiento del sistema de aire acondicionado, el filtro del habitáculo debe reemplazarse de manera regular. En concreto, el proveedor líder recomienda hacerlo una vez al año o cada 15.000 kilómetros. Además, para garantizar un funcionamiento fiable de la climatización, aconseja pasar por el taller para comprobar si existe la necesidad de recargar el gas refrigerante, así como efectuar un mantenimiento regular del sistema. Y es que, si el refrigerante es insuficiente o el filtro de cabina está obstruido, se puede reducir la capacidad de enfriamiento y pueden aparecer olores desagradables en el interior del vehículo.

Dado que los sistemas de aire acondicionado pierden refrigerante durante todo el año, aun cuando no existan fugas, casi todos los fabricantes de vehículos recomiendan su revisión y mantenimiento al menos una vez al año y preferiblemente en primavera. En esta revisión, el taller deben hacer una prueba de estanqueidad, drenar el sistema y volverlo a llenar con la cantidad óptima de refrigerante. Los dispositivos utilizados para este procedimiento recuperan y reutilizan hasta el 99% del refrigerante.

Bosch gama de filtro de habitáculo estándar, de carbón activo y FILTER+

Gama Bosch para una sustitución fiable

Para un aire limpio dentro del coche, los filtros para el habitáculo estándar de Bosch incluyen varias capas filtrantes que, gracias a una tecnología de microfibra ultrafina, garantizan eficacia en la eliminación del polvo, el hollín y el polen. Además, protegen el sistema de aire acondicionado y reducen el riesgo de lunas empañadas, mejorando la visibilidad.

Aparte de estos filtros estándar, la compañía también ofrece filtros de carbón activo. Además de poseer las características del filtro estándar, cuentan con una capa de carbón activo con la que retienen también los gases nocivos y malolientes, reduciendo la concentración de contaminantes dentro del habitáculo para un aire sensiblemente más puro y más agradable.

Finalmente, y pensando en las personas que sufren de alergias, Bosch ofrece el FILTER+ de alto rendimiento, que separa hasta el 99% de todas las partículas con un diámetro de hasta 2,5 micrómetros (el llamado “polvo fino”) gracias a su capa antialérgica. Este filtro puede aumentar significativamente la seguridad vial, ya que un ataque de estornudos (habitual en las personas alérgicas) deja al conductor ciego al volante por unos instantes, incrementando el riesgo. FILTER+ también incorpora la capa de carbón activo para la neutralización de gases nocivos y malolientes.

 

bosch

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario