Las citas previas al taller se duplican por el efecto de la borrasca Filomena

No se veía tal crecimiento desde el final del estado de alarma, cuando se triplicaron las revisiones de baterías, refrigerantes, suspensión y transmisión.


Filomena ha dejado a su paso un reguero de citas de los automovilistas con sus talleres de confianza para evaluar el impacto del temporal sobre sus vehículos. Y es que según datos de Euromaster, especialista en el cuidado y mantenimiento integral del vehículo, la borrasca ha provocado una duplicación de las citas previas al taller entre el viernes 8 y el domingo 10 de enero. Un dato aún prematuro para extraer grandes conclusiones, pero que permite conocer de primera mano la demanda de los servicios de reparación ante los efectos de la nevada y las heladas.

citas previas al taller se duplican tras la borrasca Filomena

La tendencia prevista es que las visitas al taller aumenten durante el transcurso de la semana, a medida que se recupere la movilidad y los conductores se encuentren con las averías habituales en estos episodios. Una de las principales es la batería, que sufre ante las caídas de temperatura, un problema que se acentúa al estar el vehículo parado durante varios días.

Otro problema que se pueden encontrar los conductores y obligue a pedir cita en el taller concierne al líquido refrigerante y la pérdida de propiedades anticongelantes, una operación que cuesta apenas 50€ y que si no se inspecciona a tiempo puede derivar en una avería mucho más grave, de mínimo 1.000€, vinculada a la rotura del motor. Un gasto que ninguna familia quiere afrontar y mucho menos en estos momentos, cuando se empieza a escalar la temida cuesta de enero.

Por último, Euromaster recuerda que circular con cadenas también puede haber ocasionado algún que otro desperfecto en el vehículo. Si el conductor ha optado por usarlas, algunos elementos del coche (como la transmisión y la suspensión) se ven forzados, por lo que se acelera su desgaste y puede a posteriori ocasionar problemas mecánicos que obliguen al paso por el taller. Si el conductor ha optado por fundas, una buena alternativa a las cadenas por ser más sencillas de poner y usar, conviene recordar que únicamente son aptas para conducir sobre nieve.

Este hecho excepcional vuelve a acelerar la cita previa en los talleres, cada vez más interiorizada por los conductores españoles a raíz de la pandemia, ya que entonces fue obligatoria para proporcionar seguridad a clientes y profesionales.

Cuando se levantó el Estado de Alarma en España, el porcentaje de clientes que pidieron cita previa para acudir al taller pasó del habitual 40% a un inusual 70%. Ahora, un nuevo hecho excepcional acelera el interés por esta manera de programar la revisión del vehículo e impulsa la adquisición de una nueva costumbre por parte de la población. Y es que, más allá de ofrecer una mayor seguridad a clientes y profesionales al garantizar que las distancias de seguridad se cumplen y que los automovilistas no se apelotonan en las instalaciones, este método también permite a los negocios gestionar con mayor previsión y exactitud su día a día, desde los tiempos de reparación hasta el pedido de piezas.

 

euromaster

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario