Clarios se postula ante los retos actuales y futuros de la automoción

A través de su marca Varta, el fabricante de baterías ofrece una completa gama de productos para los próximos desarrollos del mercado.


Hoy en día, más del 90% de los vehículos nuevos incorporan baterías Start&Stop y las tendencias del mercado indican que esta tecnología será decisiva tanto en primer equipo como en la posventa. El fabricante de baterías Clarios desempeña un importante papel en este contexto ya que, a través de su marca Varta, equipa sus baterías (AGM o EFB) en el 80% de los vehículos nuevos con sistema Start&Stop.

baterías Start&Stop Clarios preparadas para retos actuales y futuros

Como la fuerza que impulsa los avances actuales en materia medioambiental, la tecnología Start&Stop es una solución clave para ahorrar combustible. Las baterías convencionales no pueden proporcionar la energía necesaria durante los procesos de frenada y arrancada, ya que la duración de su ciclo se ve reducida si su nivel de carga desciende por debajo del 80%.

Sin embargo, la Varta Silver Dynamic AGM de Clarios permite que la batería se descargue hasta el 50% de su capacidad nominal. “Por lo tanto, es capaz de soportar fácilmente los periodos de apagado del motor como resultado de las funciones de ahorro de combustible”, ha explicado Roberto Beesmans, responsable de Formación de Clarios. Esta batería también asegura que el motor arranque siempre de manera fiable tras cada parada en modo Start&Stop. Beesmans aconseja al respecto que “las baterías AGM instaladas como parte del equipamiento de serie deberían sustituirse solo por baterías AGM”.

Con una vida útil hasta tres veces más larga que la de las baterías convencionales, las baterías AGM y EFB de Clarios son idóneas para los vehículos con demandas de energía muy altas. Dado el creciente número de vehículos Start&Stop, Clarios ofrece una batería auxiliar AGM como complemento para aplicaciones de reserva y funciones de confort en vehículos de alta gama.

Energía adicional gracias al plomo-ácido

La gama de baterías de plomo-ácido de Clarios también está diseñada para adaptarse a los próximos vehículos eléctricos y autónomos. Este tipo de soluciones abastecen de energía a sistemas de seguridad esenciales, funciones de confort y funciones de ahorro de combustible de los vehículos actuales y futuros. Dan soporte al sistema cuando la batería principal está apagada o falla: si el sistema de alta tensión falla, puede mantener funciones importantes como la dirección asistida y el servofreno.

Los conductores verán sistemas inteligentes asumiendo cada vez más tareas y delegarán algunas de las funciones de monitorización del vehículo a sistemas de control automáticos. Esta situación, a su vez, dará lugar a una mayor necesidad de un sistema de suministro de energía fiable de alto rendimiento. Aunque las baterías de ion-litio son consideradas las sucesoras del plomo-ácido, desde Clarios explican que las soluciones de plomo-ácido seguirán siendo necesarias en los vehículos futuros. “Las tendencias que surjan en los vehículos eléctricos y sin conductor determinarán nuestra actividad. Por lo tanto, nuestras baterías ya están diseñadas para adaptarse a estos vehículos y cuentan con la capacidad para suministrar energía de forma fiable a los futuros consumidores”, ha concluido Beesmans.

 

clarios

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario