Los coches sin conductor y la complejidad del mundo real

Ante un tráfico complejo y variante, ¿cómo garantizar a los conductores que el vehículo autónomo es capaz de circular por sí solo?


La asociación de profesionales del sector ASEPA reflexiona sobre la integración de los coches sin conductor en el mundo real. En su último boletín informativo, la entidad se pregunta hasta qué punto es posible ceder el volante a la tecnología.

coches sin conductor

Y es que el tráfico constituye un sistema altamente complejo, capaz de variar en un corto instante. ¿Cómo garantizar a los conductores que el vehículo autónomo es capaz de circular por sí solo?

Esta certeza no se va a materializar de la noche a la mañana, sino que exigirá un proceso gradual. El ritmo de tal transición dependerá del desarrollo de la tecnología, los marcos de referencia y la mentalidad de cada conductor. Y es que aceptar características como el control de velocidad o el frenado de emergencia autónomo es una cosa. Pero ceder el control total del vehículo puede suponer un desafío mayor.

A medida que los vehículos autónomos vayan saliendo de los laboratorios de pruebas y estén presentes en nuestras carreteras, su capacidad para granjearse el apoyo público dependerá de la confianza y tranquilidad de los propios conductores. La responsabilidad legal también variará en sintonía con la realidad tecnológica, desde los conductores a los desarrolladores y los fabricantes.

Análisis de los posibles escenarios de futuro

TÜV SÜD está desarrollando una metodología para el análisis exhaustivo de escenarios, entornos, configuraciones de sistema y características del conductor. Una vez identificado un conjunto de casos de prueba, se aplican diferentes niveles de ensayo para la evaluación: ensayos virtuales, en bancos de prueba y de campo.

Esta metodología de ensayo es aplicable a procesos de desarrollo de sistemas, para fines legislativos, así como para homologaciones de modelos y confirmación de la seguridad de productos.

TÜV SÜD participa en el proyecto del Gobierno alemán ‘Pegasus’, que se encarga de la evaluación y homologación de sistemas de conducción altamente automatizados en autopistas. También lo hace en el proyecto ‘Cetran’ de Singapur, cuyo objetivo es desarrollar normas de ensayo para el uso urbano de vehículos automatizados.

A medida que evolucione la movilidad autónoma, nuestros coches se irán conectando cada vez en mayor medida entre sí y con las infraestructuras que les rodean. Los sistemas conectados de transporte para la movilidad inteligente mejorarán el flujo del tráfico y la seguridad de los pasajeros, pero también introducirán aspectos vulnerables en lo relativo a la seguridad. Para el sector de la automoción, la seguridad de TI presenta un nuevo panorama de amenazas que exige un enfoque holístico.

 

asepa

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado porixell 728x90Advertisement
Espacio patrocinado porcambio estandar 728x90Advertisement
Espacio patrocinado pormotrio 728x90 1Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario