Continental lanza el nuevo sistema de asistencia de giro RightViu

Se instala rápida y fácilmente en camiones y autocares en unos pocos pasos, sin necesidad de contar con una pantalla en la cabina.


Continental acaba de presentar su nuevo asistente de giro RightViu, un revolucionario sistema basado en radares que los operadores de flotas pueden instalar fácilmente en sus vehículos industriales. La compañía alemana es, hasta ahora, el único proveedor que apuesta por una solución basada exclusivamente en tecnología radar que detecta y diferencia tanto a ciclistas como peatones.

«Los accidentes causados en los giros de los camiones y autobuses en las ciudades están en el punto de mira porque a menudo son graves. En Continental, en línea con nuestra estrategia ‘Visión Cero’, somos plenamente conscientes de nuestra responsabilidad y por ello hemos introducido en el mercado está solución con un sofisticado sistema basada en radares», ha explicado Gilles Mabire, director de la Unidad de Negocio de Vehículos Comerciales y Servicios de Continental.

Georg Kliewer, responsable de productos de posventa para vehículos especiales de la multinacional alemana, ha declarado sobre RightViu que «es la solución ideal para detectar ciclistas y usuarios de patines eléctricos en el ángulo muerto, distinguirlos de otros objetos y evitar accidentes graves. A diferencia de los sistemas basados en cámaras o en ultrasonidos, el sistema de sensores detecta si se trata realmente de un ciclista o de un peatón».

¿Cómo funciona?

RightViu se instala rápida y fácilmente en los vehículos en unos pocos pasos, sin necesidad de contar con una pantalla en la cabina. El radar se instala en el soporte del espejo retrovisor, por lo que no hay que agujerear la carrocería del vehículo. El sistema utiliza el CAN bus existente en el vehículo, no precisa de ningún cable adicional y su único requisito es que el radar se instale a una altura de al menos dos metros para que tenga el alcance de detección adecuado.

El radar garantiza la detección fiable en carretera de otros usuarios cerca del vehículo, supervisando un espacio de cuatro metros a los lados del vehículo y hasta 14 metros detrás de la parte delantera. El software VRU (Vulnerable Road User) evalúa la información de los sensores de radar de modo que, si un ciclista o conductor de patín eléctrico se encuentra dentro del área de cobertura, el conductor recibe una advertencia acústica y visual.

La señal de aviso sigue el principio de Continental para evitar al conductor una avalancha de información en la cabina que pueda distraerle y proporcionar siempre la información correcta en el momento adecuado. «Hemos decidido, deliberadamente, no utilizar pantallas adicionales. El conductor recibe una señal de advertencia clara, que dirige su atención a la situación de peligro para poder detectar a tiempo el riesgo de una posible colisión», concluye Kliewer.

 

continental

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario