El coronavirus causa estragos en las plantas españolas de vehículos

Los grandes grupos y marcas del automóvil están teniendo que cerrar sus fábricas en nuestro país y afrontar con sus plantillas un futuro incierto.


El estado de alarma en el que vive sumida España desde el pasado domingo 15 de febrero como consecuencia del COVID-19 ha afectado a la amplia mayoría de negocios, los cuales han tenido que echar el cierre temporal, encontrar nuevas fórmulas (teletrabajo, por turnos…) y por supuesto, aplicar una serie de medidas y protocolos para garantizar la seguridad de sus trabajadores. Las fábricas de coches españolas no han escapado a esta realidad y, aunque durante los primeros compases de la crisis no todas parecieron entender la gravedad de la situación, el panorama es muy distinto en estos momentos. A continuación, repasamos la situación actual de las plantas españolas de fabricación de vehículos.

fábricas de coches españoles afectadas por estado de alarma y coronavirus

Seat y Nissan, a vueltas con los ERTE

Seat anunció ayer a los sindicatos que habrá un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para sus 14.800 trabajadores como consecuencia de las dificultades que está teniendo la marca a la hora de producir. La plantilla afectada será la de sus plantas de Martorell y la Zona Franca, el centro técnico, el centro de recambios y la fábrica de cajas de cambio de El Prat.

Según la marca, el ERTE (que tendrá carácter retroactivo) se sustenta por causas de “fuerza mayor” y se desconoce su finalización, lo que indica que se extenderá hasta que las instalaciones puedan retomar su actividad (fuentes de La Vanguardia aluden a unos cálculos por parte de la empresa de cuatro a cinco semanas). A pesar de los casi 15.000 trabajadores con los que cuenta Seat, hay que tener en cuenta que el teletrabajo está contemplado y que, por lo tanto, la única cifra confirmada de afectados por el ERTE será la de los 10.500 empleados que operan en producción.

Por su parte, Nissan aún no ha puesto en marcha ningún expediente de este tipo… aunque sus empleados siguen sin acudir a sus puestos de trabajo. Una reunión fijada para hoy entre sindicatos y representantes de la empresa decidirá el futuro próximo de los 2.500 trabajadores de las plantas de Zona Franca y Montcada i Reixac. Allí se decidirán los términos del ERTE, que acabará llegando seguro. Por el momento, desde El Periódico explican que su fábrica principal no reanudará su actividad pero sí permanecerá abierta la de Montcada i Reixac, instalaciones donde la firma japonesa fabrica motores para Renault y para Nissan Reino Unido.

Las francesas también se suman al parón

Renault, que cuenta con unos 12.000 empleados en España, ha parado la producción en sus cuatro plantas de Valladolid (dos), Palencia y Sevilla. El cierre, aunque inicialmente previsto para los días 16 y 17, finalmente se extenderá hasta que cese el estado de alarma en España. Algo para lo que quedan no menos de dos o tres semanas…

En el caso de Groupe PSA, que emplea a unas 14.000 personas en sus tres plantas españolas de Vigo, Figueruelas y Madrid, ha sido el último gran grupo automotriz en comunicar el cese de sus actividades productivas, y no solo en España sino en toda Europa. Ayer cerró la planta de Madrid, hoy martes será el turno de las instalaciones aragonesas y, finalmente mañana, llegará el cese definitivo de su actividad con el cerrojazo a su factoría gallega.

En el norte, cese de la actividad para Volkswagen y Michelin

Tras varias quejas por no reaccionar consecuentemente y mantener la fábrica abierta durante el fin de semana a pesar de los primeros avisos sobre la evolución del coronavirus a pandemia, finalmente Volkswagen Navarra decidió cancelar toda actividad a última hora del domingo y mandar a sus trabajadores para casa hasta nuevo aviso.

Desde la compañía se habla de la “imposibilidad de garantizar la salud de los trabajadores por las cada vez más exigentes medidas de seguridad definidas por las autoridades sanitarias”; unas razones que, subrayan desde Volkswagen, son “externas y ajenas a la voluntad y posibilidades de actuación de la empresa“. Que parte de las 5.000 personas que forman la plantilla de las instalaciones en Landaben no acudieran al turno de las 20:00 horas fue otra razón de peso para acabar tomando la decisión.

También el fabricante de neumáticos Michelin cerró ayer lunes sus fábricas en España, aunque por un limitado periodo de tiempo de ocho días y como “medida preventiva” para preservar la salud de sus trabajadores y sus familias, así como contribuir a atajar la propagación del coronavirus, explicó la francesa en un comunicado. Fuentes de esta compañía consultadas por el medio local eitb.eus precisaron que a partir de hoy martes se cerrarán los centros de Lasarte (Gipuzkoa), Vitoria, Aranda de Duero (Burgos), Valladolid y Almería, donde en total trabajan unos 7.500 empleados de Michelin.

Lío con Mercedes en Vitoria

A pesar de la que está cayendo, en Mercedes Vitoria tenían la orden de ir a trabajar ayer lunes. Como un día cualquiera. ¿La reacción del comité de empresa? Protestar enérgicamente, protagonizando unas imágenes que ya se han viralizado en estas últimas horas, y así lograr paralizar la cadena de producción de furgonetas en la fábrica. Los aproximadamente 5.000 empleados protagonizaron una “sentada” para evitar que las furgonetas Vito y Clase V salieran de la sede. Y a fe que lo lograron.

Así, en Mercedes Vitoria la producción cesó desde las 14:00 horas de ayer lunes, momento en el que se aprovechó para vaciar las líneas por divisiones (como sucede antes de vacaciones), mientras que para los turnos de tarde y noche se realizaron llamadas individuales al personal específico para el mantenimiento de las instalaciones.

Un “palo” más para Ford en Valencia

La planta de Ford en Almussafes (Valencia) también paralizó su producción estimada de 100 coches diarios a consecuencia del coronavirus. La compañía tenía previsto interrumpir su actividad de fabricación de vehículos entre los días 18 y 20 de marzo, pero finalmente ha decidido cerrar toda la semana. Su caso es especialmente grave, puesto que entre sus trabajadores se han detectado tres positivos de COVID-19.

A comienzos de mes, la dirección de la factoría ya planteó a los sindicatos un ERTE para reducir la plantilla en 400 personas ante la bajada de la producción de sus modelos Kuga, Mondeo, S-Max, Galaxy y Connect. Y es que, bajo el mandato de Trump y su proteccionismo radical (con medidas como trasladar a suelo americano la fabricación de los motores EcoBoost), el futuro de la planta de la marca del óvalo en España estaba más comprometido que nunca. Una situación a la que el actual estado de alarma y el inminente cierre de fronteras en Europa y en Estados Unidos no ayuda…

Iveco, como Mercedes

En una protesta similar a la protagonizada en Mercedes Vitoria, los trabajadores de Iveco se plantaron ayer y pararon cualquier actividad en la fábrica de Valladolid, asegurando que la empresa no estaba tomando las medidas de seguridad necesarias en la situación actual. La enseña del grupo CNH industrial se encuentra inmersa desde 2019 en un ERTE que se prolongaba hasta el 31 de marzo por circunstancias ajenas al estado de alarma actual. Están por ver las consecuencia de este nuevo contratiempo para la fabricante de camiones y vehículos comerciales.

 

motorok

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario