Nueva descarbonizadora de Rogen, para un taller optimizado

Su nueva descarbonizadora aporta una tecnología vanguardista de hidrógeno que promete resultados con un escaso mantenimiento.


Industrias Rogen, líder en maquinaria para el taller desde hace más de 50 años, presenta sus nuevas máquinas carbonizadoras pensadas exclusivamente no solo para dotar al taller de la mejor tecnología en limpieza de motor sino para ahorrar costes y preocupaciones a sus usuarios.

descarbonizadora Rogen

La carbonizadora produce 1.800 litros de gas HHO en apenas una hora con su generador de 4 kW/h. Cifras que se traducen en la capacidad de limpiar un motor de 4 litros en media hora.

Y todo ello, de una forma no dañina para el medio ambiente mediante el empleo de agua, sin detergentes.

La carbonizadora de Rogen destaca por su facilidad, pues presenta facilidades para todo:

  • Configuración: gracias a su pantalla LCD multilenguaje.
  • Uso: está diseñada para poder trabajar en cualquier tipo de motor.
  • Mantenimiento: su coste es mínimo, tanto en los recambios como en el mantenimiento.
Rogen descarbonizadora

Alto rendimiento, siempre

La patente “9×9 RAID Technology” de esta nueva máquina asegura que no habrá pérdida de rendimiento durante su vida útil. Puesto que nueve motores de potencia independientes funcionan en paralelo con otros nueve tanques independientes.

Dichos tanques son regulados por un solo PCB para redistribuir la carga si alguno de los 9 motores de energía falla. Funciona manteniendo una carga constante de 4 kW y una generación óptima de gas HHO en todo momento.

Funcionamiento sin supervisión, para un taller eficiente y optimizado

Su sistema de seguridad CAMS (Charge Activated Machine Shutdown) resulta a prueba de fallos, debido a que reacciona a la carga variable de la batería del vehículo a medida que se ejecuta. De esta forma, en caso de que el motor se detenga durante el proceso de limpieza, el equipo se apagará automáticamente y se evitará que se escape el gas no utilizado. Esto también significa que una vez que el proceso está configurado, se puede dejar a la máquina funcionando sola, sin ningún tipo de supervisión.

La prueba “Walk-Away” es un punto destacado del equipo. La gran ventaja de los sistemas de seguridad incorporados es que permite a su usuario marcharse (literalmente) una vez que la prueba está configurada e iniciada.

Se activará una alarma sonora al final del ciclo de prueba y la máquina se apagará automáticamente, lo que permite al técnico optimizar sus horas de trabajo en el taller.

 

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario