¿Qué peligros conllevan para la conducción los recambios pirata?

El auge del comercio electrónico y los avances tecnológicos permiten a los proveedores ilegales expandir sus negocios ilícitos de recambios pirata.


En un reciente reportaje efectuado por la Dirección General de Tráfico (DGT), el organismo autónomo alerta sobre la proliferación de los recambios pirata en Europa y del peligro que estos suponen, no solo por su mala condición sino porque, según investigaciones de la Europol, la práctica del pirateo está ya extendida a todos los recambios y componentes del automóvil, dejando atrás los años en los que el empleo de productos falsificados se limitaba a accesorios interiores.

DGT reportaje recambios pirataAsí pues, elementos tan indispensables como los airbags, las pastillas de freno o los amortiguadores pueden ser burdas imitaciones, eso sí, con un etiquetado que nos haría pensar que montamos lo mejor de lo mejor. Y ahí radica uno de los principales problemas para el usuario: no saber qué recambio le están montando en el coche.

“Existe un gran desconocimiento entre los usuarios. Los conductores normalmente no son conscientes de que el recambio que se les ha instalado en su coche o que están comprando es falsificado”, asegura Begoña Llamazares, responsable de Mercado de SERNAUTO.

En el reportaje de la DGT, una voz autorizada de uno de los principales fabricantes del mercado español efectúa la siguiente declaración: “Hemos detectado que el fenómeno de la falsificación es cada vez mayor en nuestro sector. Por ello, hemos implementado un modelo de prevención que incluye medidas, tanto de vigilancia y control como coercitivas, para intentar minimizar el riesgo que entraña la puesta a disposición del público de piezas falsificadas”. Y prosigue: “Hemos comprobado que algunas de estas piezas pueden llegar a provocar accidentes mortales”, terminando con la firme convicción de seguir luchando para garantizar la seguridad de los usuarios y denunciar cualquier actividad ilícita detectada.

Los riesgos a los que nos enfrentamos, pieza a pieza

En el siguiente gráfico, se pueden apreciar los componentes que más desgaste sufren en el vehículo y que son más susceptibles de ser reemplazados por parte de los talleres en las inspecciones y mantenimientos periódicos de nuestros vehículos.

peligros de los recambios pirata

Airbags: el incorrecto estallido tras su activación podría provocar astillas en los cristales, pero también podría suceder algo mucho peor: no activarse en caso de colisión.

Amortiguadores: aumenta la distancia de frenado, reduciéndose además la adherencia de los neumáticos y la eficacia de nuestra iluminación. El ser un producto de escasa calidad también puede ocasionar un mayor desgaste en rótulas y neumáticos.

Baterías: menor potencia de arranque en frío, opción muy probable de descargarse con el inconveniente que eso supone para el usuario del vehículo, fallos en el ordenador de a bordo y problemas generalizados en el equipamiento electrónico.

Catalizadores: no solo un incremento de los gases nocivos sino un grave riesgo de ocasionar daños en el motor e incluso de provocar un incendio del vehículo.

Escobillas: una clara reducción de la visibilidad, con lo que ello pueda comportar en términos de fatiga y desgaste en el estado del conductor.

Filtros: incremento del consumo del motor, pérdidas de potencia e incluso daños. Además, fugas contaminantes (en los filtros de aire) y menor protección contra partículas dañinas (en los filtros de habitáculo).

Iluminación: reducción de la visibilidad y posibles deslumbramientos a terceros.

Neumáticos: reducción del agarre del vehículo, mayores probabilidades de pinchar y una inseguridad evidente en el conductor a la hora de maniobrar su vehículo, sobretodo en situaciones climatológicas adversas.

Sistema de frenos: se aumenta la distancia de frenado y en situaciones límite se puede perder por completo la capacidad de frenada.

Es por todo esto que Mónica Dopico, inspectora jefe del departamento de Delitos contra la Propiedad Intelectual de la Policía Judicial, aconseja a los compradores “comprar en sitios oficiales o de contrastada credibilidad y sospechar siempre de las superofertas”.

Y, sobre todo, acudir a talleres de confianza y dejarse aconsejar por el mecánico profesional, cuando se necesita realizar un operación en nuestro vehículo.

 

 

Espacio patrocinado por
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone


No hay comentarios

Escribir comentario