Así funcionan las bombas de agua con módulo de gestión térmica

Industrias Dolz explica en qué consiste este sistema que controla la temperatura de varios sistemas del coche según distintas variables.


El concepto de «gestión térmica» alude a la optimización energética del equilibrio térmico. Con el desarrollo de soluciones inteligentes los vehículos pueden, por ejemplo, albergar un sistema de aire acondicionado altamente eficiente que dirige el aire frío/caliente donde sea necesario en su interior. La gestión térmica también se aplica al flujo de refrigerante y otros fluidos en las bombas de agua, lo que proporciona numerosos beneficios en los motores modernos. En este artículo técnico, el fabricante Industrias Dolz aborda las principales características y beneficios del módulo de gestión térmica en bombas de agua.

Industrias Dolz artículo técnico sobre bombas de agua con módulo de gestión térmica

Aplicado a la refrigeración motor, un módulo de gestión térmica viene a ser un termostato controlado electrónicamente que cuenta con válvulas deslizantes giratorias accionadas electromecánicamente y que regulan el flujo de refrigerante alrededor del motor de combustión interna. A diferencia de los termostatos convencionales, este módulo puede controlar la temperatura de múltiples sistemas de forma independiente y en respuesta a distintas variables.

Mientras una válvula cierra el flujo presurizado de refrigerante de la bomba de agua, la otra se usa para distribuir este fluido. El resultado es un modelo dinámico preciso y de ajuste rápido que se adapta específicamente a la carga y las condiciones particulares de cada momento. Este sistema mejora la eficiencia energética de la bomba al controlar meticulosamente que la temperatura se mantenga constante mientras el motor funciona. El hecho de que funcione de forma proactiva le permite reducir el tiempo necesario para alcanzar la temperatura óptima del motor hasta en un 50%. Por lo tanto, mejora la actividad innata de la bomba al satisfacer los requisitos básicos de enfriamiento del motor, minimizando las fluctuaciones de la cámara de combustión y permitiendo el calentamiento rápido de los bloques fríos al reducir los tiempos de calentamiento a la mitad.

El secreto del ajuste a las circunstancias de este sistema se basa en una palabra: información. Los datos se miden a través de un sensor de posición y se transmiten al módulo de gestión térmica, que cambia su resistencia y regula la inyección para adaptar la combustión a la temperatura del motor. Las bombas de agua con módulos de gestión térmica utilizan diversas tecnologías y características de vanguardia que incluyen unidades de corredera rotativa controladas electrónicamente, sensores de posición y de temperatura. El número de conexiones a las diferentes áreas relacionadas con el motor permite controlar con seguridad la temperatura de componentes como la culata, el bloque de cilindros, el aceite del motor, el aceite de la transmisión y la calefacción interior, entre otros.

Beneficios de un módulo de gestión térmica

Con el módulo de gestión térmica, el mercado de recambios automovilísticos ha dado lugar a una etapa evolutiva completamente nueva, ofreciendo los siguientes beneficios y oportunidades:

  • Refrigeración del motor de alta eficiencia: El módulo utiliza el control óptimo de los flujos de refrigerante individuales para un calentamiento rápido y seguro y la posterior refrigeración del motor (refrigeración dividida). Una solución innovadora que, teniendo en cuenta el estado operativo del vehículo y la situación de conducción, controla el flujo volumétrico de refrigerante en una variedad de circuitos, lo que aumenta la productividad del sistema.
  • Reducción del consumo de combustible y las emisiones de CO2: Al controlar la temperatura de todos los componentes del motor de combustión en función de su punto de funcionamiento, el resultado es un vehículo más ecoeficiente. De hecho, se pueden reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 hasta en un 4%.
  • Alta resistencia al desgaste y a los choques térmicos: La integridad del sello hermético y el excelente drenaje de este sistema reducen significativamente la pérdida de presión, lo que le facilita operar a temperaturas más altas de lo que sería posible con un sistema controlado mediante un solo termostato. Además, garantiza la seguridad de la batería y reduce los efectos del desgaste y la corrosión debido a una menor fricción.
  • El beneficio de una sola unidad: Las funciones anteriores se han estandarizado e integrado en un solo módulo, lo que reduce los tiempos de montaje, los costes de desarrollo y la complejidad para los fabricantes. El diseño compacto le permite una gran capacidad de integración. La tapa independiente se puede utilizar incluso en refrigeración de baterías híbridas y eléctricas, controlando la temperatura de generadores, módulos híbridos y baterías. Esta es una oportunidad para que los fabricantes amplíen su gama de vehículos.

 

industrias dolz

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario