Crece en diciembre la entrega de vehículos al desguace por baja definitiva

La Red Operativa de Desguaces Españoles (RO-DES) informa sobre este proceso en vísperas de las urgencias propias del cambio de año.


Muchos propietarios de vehículos al término de su vida útil escogen el mes de diciembre para entregarlos a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATV) o desguace. La razón es evidente: ahorrarse durante el próximo año 2020 los costes que supondría mantener el coche dado de alta en los registros de la DGT. Hablamos de pagos como el impuesto de circulación, la renovación de la póliza de seguros o la obligación de tener al día la ITV.

crece diciembre entrega vehículos al desguace para baja definitiva

Este aumento de la actividad en el último mes del año no solo se produce en los desguaces sino también en las Jefaturas de Tráfico, donde los titulares pueden acudir personalmente a tramitar la baja temporal de su vehículo o la baja definitiva por exportación, dos trámites muy distintos de la baja definitiva que se gestiona a través de los CATV.

Mientras que la baja temporal permite al propietario del vehículo seguir disponiendo del mismo siempre y cuando no se encuentre estacionado en la vía pública ni lo use para circular, la baja definitiva por exportación implica la obligación de matricular el coche en otro país y su salida del parque automovilístico español. Por otro lado, e inevitablemente, la baja definitiva a través del desguace conlleva la recuperación, reciclaje de componentes y destrucción del vehículo.

Según las cifras facilitadas por la DGT y analizadas desde RO-DES, la Red Operativa de Desguaces Españoles, se destaca entre 2017 y 2018 un aumento de las bajas de vehículos de aproximadamente el 18%. Una cifra que probablemente está ligada a las restricciones incluidas en los planes anticontaminación puestos en marcha en ciudades como Madrid y Barcelona. Si se analizan los meses de diciembre, en 2017 se registró un aumento del 76% en el número de turismos y furgonetas que se dieron de baja (109.992 unidades dadas de baja en diciembre, frente a la media anual de 62.240) mientras que en 2018 descendió hasta el 57% (116.612 unidades dadas de baja en diciembre, frente a la media anual de 73.960).

Así, desde RO-DES recuerdan la importancia de llevar el vehículo a un CATV (o desguace) para tramitar su baja definitiva antes de la última quincena de diciembre, evitando así colapsos y contratiempos de última hora. Asimismo, destacan que conviene tener en cuenta la variación y el incremento que se produce en estos centros, ya que en diciembre la cifra de entrada de vehículos aumenta al menos en un 30% si se compara con la media de vehículos que se dan de baja durante el resto de meses del año.

¿Por qué se gestiona en los desguaces la baja definitiva?

Para asegurar que los vehículos fuera de uso sean recuperados y reciclados de acuerdo al Real Decreto 20/2017 del 20 de enero (que sustituye al anterior Real Decreto 1383/2002 del 20 de diciembre), el trámite de baja definitiva del mismo es una gestión que depende directamente de los CATV. De esta manera, y de conformidad con la Orden INT/624/2008 del 26 de febrero, se regula la baja electrónica de los vehículos descontaminados. Esta baja se realiza una vez el automóvil ha sido depositado en las instalaciones del desguace, nunca antes.

Por este motivo, a no ser que la finalidad del titular sea la de tramitar una baja temporal o la baja definitiva por exportación, éste ya no podrá acudir personalmente a las oficinas de Tráfico a solicitar la baja definitiva de su vehículo. Los únicos casos en los que sí podría hacerlo son aquellos relacionados con la inexistencia del bien o con gestiones previas a la entrada en vigor de las mencionadas leyes, las cuales implicarían la entrega del vehículo en los ya extinguidos “cementerios” de vehículos.

¿Qué documentos acreditan la baja definitiva?

Todo desguace acreditado como Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATV) deberá entregar al titular del vehículo la siguiente documentación:

  • Certificado de destrucción: justifica la entrega del vehículo para su recuperación y reciclaje.
  • Comprobante de baja electrónica: justifica el trámite de baja definitiva formalizado de manera telemática.

Debido a la masificación y acumulación de tareas que se produce en los últimos días del año, la entrega de estos documentos (normalmente por correo electrónico) podría estar afectada también por los retrasos y producirse durante las primeras semanas del mes de enero.

¿Es necesario comunicar la baja del vehículo al Ayuntamiento?

No, la Dirección General de Tráfico (DGT) comunica siempre a los correspondientes Ayuntamientos las bajas definitivas que se van produciendo en el registro de vehículos. No obstante, desde RO-DES aclaran que esta comunicación a veces no llega a tiempo, por lo que recomiendan conservar los documentos mencionados en el punto anterior ya que serán los únicos que les permitirán acreditar la entrega de los vehículos al desguace en caso de reclamación.

En aquellos casos en los que, por error de la administración, se pase al cobro el impuesto de circulación del siguiente año, la reclamación deberá realizarse en la oficina de recaudación del Ayuntamiento que corresponda.

 

ro-des

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario