España, a la cola de Europa en movilidad eléctrica

Así lo concluye el Barómetro de la Electromovilidad de Anfac, un informe que analiza el progreso de la movilidad eléctrica en España.


Anfac acaba de lanzar su primer Barómetro de la Electromovilidad con el que pretende, de manera trimestral, analizar la evolución de los vehículos electrificados y el desarrollo de las infraestructuras de recarga en España.

Este barómetro es un índice (con base 100) que valora el nivel de cumplimiento de los territorios de objetivos tales como: alcanzar un 10% de cuota de mercado de vehículo electrificado; conseguir un 70% de penetración de vehículo puro respecto de vehículo electrificado; el volumen necesario de puntos de recarga para lograr este objetivo (3,3 puntos por cada 1.000 personas en edad motorizable) y que el 30% de estas infraestructuras sean de recarga rápida o superrápida.

Barómetro de la Electromovilidad Anfac

En este sentido, el barómetro señala que España (nivel 15 sobre 100) está a la cola de Europa en cuanto a electromovilidad, solo por delante de Italia. Por el contrario, países como Holanda estarían a un nivel 76 de cumplimiento y Noruega incluso duplicaría los objetivos totales de penetración del vehículo eléctrico y desarrollo de las infraestructuras (nivel 200 sobre 100).

Por Comunidades Autónomas, el indicador global apunta a que son País Vasco, Cataluña y Madrid las regiones líderes en electromovilidad. Aunque Madrid es la que presenta una mayor presencia de vehículos electrificados (gracias al programa de ayudas MUS), País Vasco y Cataluña superan a esta comunidad gracias a su apoyo decidido a las infraestructuras de recarga, que impulsa su nivel de cumplimiento al 22 y al 20,5 respectivamente.

Penetración del vehículo electrificado

El barómetro de Anfac destaca que España está muy alejada del objetivo del 10% de cuota de estos modelos en el mercado y también de que el 70% de estos vehículos vendidos sean eléctricos puros. Así, el indicador le entrega ocho puntos menos de valoración, que solo está a un nivel 13 de cumplimiento, mientras que el conjunto de la UE ya alcanzaría un valor de 21 sobre 100. Muy alejadas, de todos modos, ambas zonas del cumplimiento total y de Noruega, que supera en tres veces estos objetivos (obtiene una puntuación de 308 sobre 100). La que más se acerca al objetivo es Holanda, con un valor 59.

En España, Madrid destaca en penetración de estos vehículos, con un nivel 19 de cumplimiento. Extremadura, aunque tiene un mercado muy pequeño, sube en valoración por la alta presencia de vehículo eléctrico puro en el conjunto de sus ventas de electrificados. La asociación espera que País Vasco, que tiene plan de ayudas o Castilla León y Navarra, que tienen activas desgravaciones fiscales para la compra de vehículos alternativos, puedan mejorar su puntuación en próximos trimestres.

Desarrollo de las infraestructuras

España ocupa de nuevo los puestos de cola en la UE en cuanto a infraestructuras de recarga. Solo adelanta a Italia en desarrollo de estos puntos, con un nivel 17,8 sobre 100 de cumplimiento del objetivo de instalación de puntos de carga eléctrica. Holanda supera a Noruega por su impulso a la infraestructura de recarga rápida.

En España, el impulso en el País Vasco a la recarga superrápida coloca a la región en primera posición en el barómetro, con un valor 33 sobre 100. Así, en este apartado concreto, ya tiene alcanzado un nivel 58 de cumplimento del objetivo de que el 30% de las instalaciones de recarga sean rápidas o superrápidas. Cataluña y Castilla León son las dos regiones que le siguen. Madrid, pese a ser la ciudad con más vehículo eléctrico, se coloca en décima posición en cuanto a penetración de las instalaciones de recarga con un valor de 15 sobre 100 respecto al cumplimiento del objetivo general.

 

anfac

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario