FAE, fabricando innovación desde 1952

En 1952, FAE dio el pistoletazo de salida a su actividad como fabricante con la comercialización del Manocontacto, 65 años más tarde la empresa especialista en componentes eléctricos y electrónicos para el automóvil mantiene su carácter familiar a pesar de alcanzar unas cotas difícilmente imaginables en sus inicios: presencia en más de 85 países, una amplia gama de producto que crece mes a mes, y un interés por aportar nuevas soluciones al sector tecnológico, que se traduce en nuevas oportunidades de negocio y una mejora constante de la empresa. De todo ello hablamos con Francisco Marro, Director General de Francisco Albero S.A.U.


Gerard Compte | Barcelona

Fue a finales de agosto que MotorOK concretó una visita a las instalaciones de Francisco Albero S.A.U, FAE para el sector, para conocer la tecnología y filosofía de trabajo que se esconden tras las paredes del fabricante de componentes eléctricos y electrónicos de automoción.

Un encuentro para el que contamos con la presencia de Francisco Marro, Director General y alma máter de una empresa cuya trayectoria y actividad actual representa a la perfección el vibrante empuje de la industria española. En la charla y posterior visita guiada por FAE, también nos acompañaron su hijo Roc Marro, Director General Adjunto y Cristina Fumero, Gerente de Marketing de la compañía.

Lo cierto es que ninguno de los miembros del equipo de MotorOK desplazados hasta su nave industrial de L’Hospitalet de Llobregat esperábamos encontrar algo de esa magnitud. Porque, a pesar del carácter y tradición familiar de FAE, sus cifras hablan de un proyecto de gran envergadura y consolidación: presencia en más de 85 países con un peso en las exportaciones del 75%, inversión en I+D+I del 7,9% de su facturación, instalaciones en Barcelona y en la localidad cercana de Cervera, lanzamiento al mercado de 350 nuevas referencias a lo largo de 2017, empresa modelo en el fomento de la industria 4.0 en el sector automoción, y la capacidad para combinar su actividad principal como fabricante de componentes de automoción con otras producciones de número más limitado para compañías tan importantes como Fagor o KTM.

En definitiva, un barco de actividad transatlántica cuya manera de funcionar y de entender el mundo de la fabricación podría compartir muchos vínculos con embarcaciones de tipo explorador.

Pero ¿qué hace exactamente FAE? Como ya hemos indicado, se trata de un fabricante de componentes eléctricos y electrónicos para automoción en cuya gama, de más de 4.000 referencias ampliadas mes a mes, podemos encontrar: Sondas Lambda, Captadores de impulsos, Manocontactos, Termocontactos, Bobinas y Cables de Encendido, Bujías de pre calentamiento, y un sinfín de Sensores (de Presión Absoluta (MAP), de Presión Gas de Escape (EGTS), de Revoluciones de Rueda (ABS), de Detonación (Knock), etc …), entre otras propuestas destinadas tanto a primer equipo como al mercado independiente.

Una empresa tecnológica que fabrica

“Queremos transmitir el mensaje de que somos fabricantes”, nos comentaron, pues el mercado habla mucho pero no siempre acierta. Y lo cierto es que FAE sí fabrica. En MotorOK pudimos visitar la sala blanca de la empresa, de cuyo funcionamiento os hablaremos en los próximos días, y comprobar de primera mano, pasando por todos los procesos de fabricación, que FAE elabora los sensores que montan sus recambios.

“En FAE partimos de cerámica en polvo, un material muy común, con el que trabajamos hasta lograr la pasta cerámica a la que luego damos forma e insertamos los distintos componentes necesarios para las sondas lambda; nuestra capacidad para fabricar sensores nos permite ofrecer al cliente productos totalmente adaptados a sus necesidades”, nos explicó el sr. Marro.

Del mismo modo que la fabricación de los sensores corre a su cargo, no tuvieron ningún problema en explicarnos la externalización de la producción en ciertos componentes. No obstante, también quisieron indicar que algunos artículos corren a cargo de una empresa que fabrica en exclusiva para FAE, mientras que, para el resto de elementos, el Departamento de Ingeniería de la compañía (un equipo de 49 personas) indica a los proveedores cómo deben ser las piezas, con especificaciones establecidas por FAE que se imponen sobre el criterio del fabricante en el devenir habitual de su producción. En otras palabras, que aquellos componentes no fabricados por FAE siguen llevando el sello del fabricante español, de un modo u otro.

Antes de bajar al corazón de la fábrica,  el Sr. Marro terminó la presentación de FAE con una reflexión muy interesante y un tanto aventurada, aunque con la sólida base de quien domina el mercado de sensores y lleva toda una vida profesional dedicada a este tipo de componentes. En su opinión, y en el contexto de los próximos años, “donde haya un proceso de combustión, habrá un control”. Poniendo como ejemplo las calderas del hogar, que ya incorporan sondas lambda en aquellas de gama superior, el máximo dirigente de FAE se mostró convencido de que “con el tiempo, todos los procesos que funcionen mediante combustión llevarán incorporada una sonda lambda, puesto que la necesidad de apostar por una mayor seguridad prevaldrá sobre el incremento de precio que supone en la actualidad poder gozar de esta tecnología”. Hablamos, por lo tanto, de la estandarización de estos productos y la mejora de la seguridad.

Y aquí FAE, que no cierra ninguna puerta de negocio, acumula una vasta experiencia en emisión y gestión de gases.

Visita guiada: Laboratorio, Sala Blanca, Industria 4.0 aplicada…

En sus actuales instalaciones de Barcelona, a las que se mudaron en el 1997 y ampliaron en 2010, FAE cubre una superficie total de 12.000 m2 y da empleo a más de 300 personas. Recientemente, se adquirió el edificio adjunto de 3.000 m2 para albergar nuevos laboratorios y almacenes.

Además, desde 2014 cuentan con otro complejo de fabricación en Cervera que ocupa un espacio de 5.000 m2 ampliables a 10.000 m2, donde FAE concentra una mayor cantidad de producción, gracias a dos talleres de ensamblado y una fábrica de inyección de plásticos en la que elaboran aquellas que no requieren un proceso de fabricación complejo como la tecnología empleada en la sede central de Barcelona.

Para entender el crecimiento del fabricante, basta con saber que en Cervera empezaron trabajando menos de 10 personas y en la actualidad, sus tres áreas de producción dan ocupación a 90 trabajadores. Como consecuencia de la puesta en marcha de estas instalaciones, sus responsables nos indican que la capacidad de producción y el stock de producto ha incrementado en más de 450.000 unidades, “lo que implica un mejor servicio a los clientes, ya que logramos acortar los plazos de entrega y podemos afrontar con confianza los futuros incrementos de venta”.

Es importante destacar que FAE logra garantizar en todo momento la calidad y la fiabilidad de todas sus piezas, ya que existen controles automatizados dentro del proceso productivo, que  se analizan y monitorean constantemente. Y es que, como comprobamos in situ, todas las máquinas, inclusive Cervera, están conectadas al Departamento de Ingeniería, que sabe en todo momento qué procesos se están desarrollando y bajo qué parámetros.

El departamento de Ingeniería se ramifica en tres especialidades: Productos Cerámicos e I+D+I, Procesos de Producción y una tercera vinculada a otras líneas de Producto de mayor complejidad.

Además, la empresa dispone de un taller propio para efectuar el mantenimiento y el control de la maquinaria. Unas máquinas que, como ya hemos contado, han sido diseñadas y moldeadas por la propia compañía cuando se ha requerido que trabajen con una adaptación plena a sus procesos. Así pues, todo lo que sale de FAE también se “concibe” en FAE. No hay mayor garantía que esa.

Por su parte, la Sala de Electrónica y el Laboratorio pronto experimentarán las ventajas de formar parte de una empresa innovadora. Así, FAE prevé tener lista en apenas dos meses una nueva Sala de Electrónica que cuadriplicará el tamaño de la actual y que contará con nuevas máquinas y procesos evolucionados. Una expansión que también afectará al Laboratorio, que para el año que viene se reubicará en la instalación anexa de Barcelona y que incorporará tres bancos de pruebas con sendos coches, además de nuevos equipos de test de vibración y cámaras climáticas. Un equipamiento complementado al que ya posee el Laboratorio actual: Sistema de medición tridimensional, Equipo de rayos X, Bancos de ensayo de duración, Inspección DSC/TGA o Cámaras de distintos tipos (de niebla salina y corrosión, de choque térmico, climáticas), entre otros.

Se trata, en ambos casos, de ampliaciones que responden al propio crecimiento de la compañía, pero también a su apuesta indiscutible por la investigación y el desarrollo. Algo que queda patente en el hecho de que FAE posea su propio microscopio electrónico. “Sabíamos que era necesario y decidimos invertir en ello”, concluyó el Sr. Marro.

La visita prosiguió por la Sala Blanca de tipo ISO-7, cuyo funcionamiento os explicaremos al detalle en los próximos días, la cadena de producción y finalmente, el almacén y su zona de picking.

FAE se considera, ante todo, una empresa de I+D+I. También en las próximas semanas os explicaremos algunos sorprendentes proyectos en los que participan y que dan fe de ello, pero basta con refrescar sus cifras de inversión en investigación y desarrollo: el 7,9% de su facturación.

¿Por qué queremos incidir en ello? Porque el hecho de haber sido seleccionada como una de las empresas piloto para el fomento de la Industria 4.0 en el sector automoción de nuestro país no ha sido ningún regalo caído del cielo. Una auditoría de KPMG enviada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, consideró a la compañía como “competente y dinámica”, con proyectos  actuales que denotan su interés por llegar a ser un referente en la Industria 4.0.

Visitando sus instalaciones, en MotorOK pudimos ser testigos de esas bases que la hacen ser un referente para la promoción de la Industria 4.0. La conectividad centralizada de toda la maquinaria y procesos, con el equipo de ingenieros, es un buen ejemplo de ello. También lo es el hecho de que todas las sondas fabricadas cuenten con algún tipo de “matrícula” interna que monitoriza y traza todo el proceso de fabricación del producto, pudiendo verificar con exactitud sus parámetros de funcionamiento así como conocer en detalle su producción.

Así pues, no es de extrañar que FAE participe en el proyecto PRODUCTIO (PROductivity InDUstrial EnhanCement through enabling TechnolOgies) relacionado con la investigación de tecnologías novedosas de fabricación, relacionadas con la industria conectada y el apoyo de dichas tecnologías en la toma de decisiones a efectuar en las fases de producción y mantenimiento.

Conclusiones

Cataluña cuenta con el mayor número de empresas y autónomos del país, con 608.981 (el 18,5% del total), según datos recientes del Directorio Central de Empresas del INE. Se trata, por lo tanto, de una tierra que se caracteriza por el carácter emprendedor de su gente y cuyo calado en el tejido empresarial de este país resulta evidente.

FAE no es el único representante de ese carácter inquieto y de esa actitud de liderazgo en nuestro sector, pero sí un muy buen ejemplo de ello. Una empresa familiar que ha crecido a un ritmo natural, fruto de la visión de su fundador Francisco Albero Beneyto en su apuesta por los recambios de automoción, pero también gracias a la conjugación de factores como su clarividencia para el comercio internacional (FAE exporta el 75% de lo que produce) o una curiosidad inherente en la compañía que la ha llevado a investigar nuevas líneas de producto y a llevar a cabo distintos programas de I+D+I junto con los principales centros tecnológicos, agencias gubernamentales y compañías líderes.

Ese gen innovador y esa búsqueda constante de la expansión, ya sea con la ampliación constante de su catálogo o con hechos tan relevantes como el acuerdo con Lumax para el ensamblaje y la comercialización de las sondas lambda FAE en India, dejan constancia de la solidez de un proyecto que suma más de 65 años de experiencia en el sector del recambio y que sigue abonando el terreno para perdurar muchos años más.

 

Más información en www.fae.es

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone


No hay comentarios

Escribir comentario