Fagenauto ve «inasumible» adelantar la descarbonización al año 2035

Solicita una estrategia que garantice la sostenibilidad de los más de 1.500 agentes y servicios oficiales de automoción españoles.


Ante la eventual prohibición de las ventas de coches y furgonetas con motor de combustión en la UE a partir de 2035, la Federación de Asociaciones de Agentes y Servicios Oficiales de la Automoción (Fagenauto) exige al Gobierno de España una estrategia que garantice la sostenibilidad económica de las empresas de automoción españolas dedicadas a la venta y reparación de vehículos. A juicio de la patronal, los objetivos de descarbonización planteados por Bruselas resultan «inasumibles» sin ocasionar un grave y serio perjuicio económico y social. «Se están poniendo en riesgo decenas de miles de empresas y cientos de miles de empleos en España y Europa; sin garantizar, además, la satisfacción de las necesidades de movilidad de los ciudadanos», ha alertado la entidad.

Fagenauto ve inasumible adelantar la descarbonización del transporte al año 2035

Tras la aprobación por parte del Parlamento Europeo de la propuesta de poner fin en 2035 a la venta de vehículos de combustión en la Unión Europea, y ante los próximos posicionamientos de la Comisión Europea y el Consejo Europeo de ministros, de cara a la aprobación definitiva de la nueva legislación en el último trimestre del año, Fagenauto solicita al Gobierno de España una estrategia para facilitar la sostenibilidad económica de los más de 1.500 agentes y servicios oficiales de automoción españoles y el mantenimiento de los más de 20.000 empleos de calidad que generan en sus actividades de venta y posventa de vehículos.

En palabras de César Sanz, secretario ejecutivo de Fagenauto: «En el actual escenario legal de prohibición de los vehículos de combustión en España en 2040, recogido en la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica aprobada hace ahora un año por el Gobierno, el impacto sobre las empresas y el empleo del sector español de la automoción va a ser enorme. Adelantar ese horizonte temporal a 2035 como parece que quiere la Comisión Europea y acaba de aprobar el Parlamento Europeo es, sencillamente, inasumible, y puede tener unas consecuencias catastróficas para el tejido empresarial y el empleo en la automoción».

Y ha añadido: «El despliegue de la electromovilidad en nuestro país está siendo especialmente lento respecto a otros países de nuestro entorno y la actividad económica que genera, especialmente en posventa, es dramáticamente inferior a la actual. Por eso, desde Fagenauto exigimos al Gobierno que tenga en cuenta la contribución a la sociedad de empresas como los agentes y servicios oficiales que integran nuestra asociación, flexibilice la consecución de los objetivos de descarbonización, permita lograrlos desde un criterio de neutralidad tecnológica, donde las nuevas tecnologías de combustión eficiente, incluyendo a los ecocombustibles y los combustibles sintéticos demuestren su eficacia y, en cualquier caso, contemple medidas para garantizar la sostenibilidad y viabilidad económica de nuestras más de 1.500 empresas y el mantenimiento de los más de 20.000 empleos de calidad que generamos».

 

fagenauto

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario