Road House y Ro-Des enumeran los fallos más habituales del sistema electrónico del coche

La electrónica juega un papel cada vez más importante en los vehículos modernos y esa es una realidad que también se refleja en sus averías.


Los profesionales del taller han de solventar a diario muchas averías que provienen de los sistemas electrónicos, ya fundamentales en unos vehículos modernos que equipan de origen sistemas como los TPMS y ADAS, el freno de mano electrónico, etc. Desde la especialista en seguridad y frenos Road House, y con la ayuda de Ro-Des, repasan los principales fallos del sistema electrónico del coche.

principales fallos del sistema electrónico de los coches

Fallos en los sensores

Cuando cualquiera de los sensores del vehículo provoca una alerta de avería o aviso en el cuadro de mandos, la razón puede ser que efectivamente falle el componente que el sensor se encarga de controlar, o bien que falle propiamente el sensor, sin existir daño real en ningún componente.

El sensor de revoluciones del motor, el medidor de la presión de combustible y el sensor que mide la bomba de alta presión del vehículo acostumbran a presentar más fallos, aunque de distinta importancia. Por ejemplo, un fallo en el primero de ellos probablemente provocará que el motor ni se ponga en marcha o, como mucho, que presente dificultades en su funcionamiento.

Averías en los actuadores

Los fallos en estos componentes propician una pérdida de potencia del motor, aunque la bajada de rendimiento estará directamente relacionada con la ubicación del mismo. La única (y sencilla) forma de arreglar este fallo es sustituyendo el componente.

Problemas en la Unidad de Control Eléctrico (UCE)

Todos los sensores y actuadores del vehículo mandan su información a este componente, cuyo rol en el coche se asemeja al del cerebro en los humanos. Así, un fallo en la UCE puede provenir tanto de la propia centralita como de dichos sensores y actuadores. Para detectar el problema y su origen, habrá que usar un equipo de diagnosis. Si es un fallo en la propia UCE, se deberá proceder a su sustitución y reprogramación. Esta es una de las averías más costosas, valorada en unos 600 euros (según modelo).

 

road house

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario