El futuro de los concesionarios pasa por el concepto “centro de experiencias”

Google y la aparición de nuevas fuentes de información están caducando a marchas forzadas los objetivos principales de los concesionarios.


Que la digitalización ha modificado las preferencias y formas de moverse de una parte importante de los ciudadanos es una realidad que ya no escapa a nadie. Ante esta realidad, aún no generalizada pero que crece a pasos agigantados, los concesionarios deberán adaptarse y evolucionar para ofrecer mucho más de lo que les permite ofrecer su modelo de negocio actual.

En el portal Autocasión, el periodista Marcos Diego reflexiona sobre ello y establece las bases del concesionario del futuro, el cual será percibido como un centro de experiencias que irá más allá de lo que estos enclaves son capaces de ofrecer a día de hoy.

concesionario como centro de experiencias

La información señala que el número de personas que acude a los concesionarios madrileños a informarse para comprar un vehículo está disminuyendo notablemente. De hecho, el tráfico de exposición ha caído un 61,5%, siendo el promedio de visitas diarias inferior a siete por concesionario. ¿La razón? Pues que ahora es Google quien ofrece esa información que necesita el cliente de manera previa a través de las webs de los fabricantes, revistas especializadas o pruebas en YouTube, entre otras.

Bases del concesionario del mañana

  • Human touch strategy: Los concesionarios serán el punto de contacto entre personas y marcas. La interacción humana, necesaria para transacciones importantes de dinero, seguirá produciéndose. Ante la irrupción de los chatbots y la robotización de muchas funciones, el concesionario “humanizará” las relaciones con los compradores. También garantizará que todos los pasos de la venta se hacen con transparencia y que las dudas quedan resueltas. Además, la concesión será el punto de entrega del vehículo a su propietario. Allí, sus dueños recibirán, como hasta ahora, toda la información sobre el funcionamiento de su nuevo vehículo. Esto será de vital importancia con los nuevos coches, cargados cada vez de más funciones y más complejas.
  • Advance digital services: Los concesionarios ofrecerán servicios digitales exclusivos. Ejemplos de ello son la recogida y entrega del vehículo para revisiones de taller, videostreaming de posventa con el cliente, desarrollo de club de propietarios o servicios de mobility sharing internos. La idea es que el cliente comprenda las funciones que incorpora el coche que ha adquirido y siga actualizado con respecto a lo que va a llegar.
  • Electromobility unit: El concesionario se convertirá en un punto de carga de primer nivel, pero puede que también amplíe su negocio invirtiendo en la creación de una pequeña o media red de cargadores repartidos estratégicamente por la ciudad, que aportaría ingresos a su negocio. También se encargarán de la instalación y mantenimiento del punto de recarga del cliente en su domicilio, así como de su actualización e incluso de la gestión de la energía.
  • Pop-up city marketing: Los concesionarios podrían realizar incursiones no permanentes en el centro de las ciudades, creando espacios efímeros y de diseño con los que atraer a la futura demanda. Estas campañas irán enfocadas a crear una cultura del automóvil limpio y sostenible, conocimiento tecnológico y deseo aspiracional para aquellos que viven alejados de las zonas de concesionarios.

 

autocasión

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario