Generix Group analiza la logística del recambio en la era del comercio electrónico

La especialista en soluciones de software para cadenas de suministro ha reflexionado sobre el panorama actual y desafíos futuros de este sector.


El desarrollo del comercio electrónico, resultado de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, ha llevado a la industria automotriz a reconsiderar sus procesos y prácticas. Generix Group, especialista en el desarrollo de soluciones de software para cadenas de suministro, ha querido abordar estos cambios en la posventa con la celebración esta semana del webinar “La logística del recambio en la era e-commerce”. Sus ponentes han sido Ignacio García, director comercial de la compañía y Francisco Delgado, su responsable de Desarrollo de Negocio.

El seminario ha analizado el mercado del recambio de automoción desde una concepción amplia, haciendo una radiografía general de su estructura y las tendencias por las que atraviesa, pero también incidiendo en un aspecto más concreto del sector y que promete evolucionar mucho en los próximos años: el negocio online (o e-commerce), los retos que este modelo de negocio plantea a nivel de logística y cómo empresas tecnológicas como Generix Group logran dar respuesta a estas nuevas necesidades.

Según un estudio de la consultora McKinsey, publicado en 2017 con una previsión a diez años y cuyos pronósticos ya se están viendo cumplidos a día de hoy, las nuevas tendencias del sector con un claro impacto sobre el mercado del recambio pasan por:

  • La consolidación de los distribuidores: uniones y fusiones de compañías para ganar peso internacional, ganar masa crítica y capacidad de compra, así como extender sus redes en otras áreas de negocios.
  • La expansión “agresiva” de los fabricantes OEM en toda la cadena de suministro: creación de redes de talleres propias, nuevos formatos de servicio posventa con marcas secundarias (como los centros de servicio Volkswagen Direct Express) y la optimización de la experiencia del cliente (cada vez más, aprovechando la conectividad de sus modelos).
  • La digitalización de los canales: se calcula que las plataformas online de venta de recambios representarán el 20-30% del mercado en 2035. No obstante, las piezas que exijan gran logística o procesos complejos en el taller seguirán su cauce de venta habitual a través de los canales mayoristas (OEM o IAM).
  • El acceso a los datos generados por el vehículo: permitirá tener mayor conocimiento del cliente, impulsar las ventas a través de la excelencia operativa, programar mantenimientos predictivos y/o hacer diagnósticos remotos, así como crear nuevos servicios digitales.
  • Una creciente influencia de los nuevos intermediarios digitales: el flujo de trabajo y la logística de las piezas de repuesto se podrán automatizar gracias a la asociación entre estos nuevos agentes y las cadenas de talleres. Por supuesto, también el aumento de usuarios de coches compartidos y de las flotas profesionales está abriendo ya nuevas oportunidades en la optimización de los servicios de mantenimiento y reparación.
  • Una mayor transparencia y diversidad del suministro hacia los clientes.

Otra tendencia, apuntada en este caso por Roland Berger, analiza el impacto del COVID-19 y los modelos pre y post pandemia. En este sentido, la estructura globalizada vivida hasta ahora (producción, suministros y entregas globales, reducción de existencia, variaciones en función del cliente…) dejaría paso a un modelo de glocalización marcado por un carácter mucho más local de todos los procesos del modelo (producción, suministro y almacenamiento) así como la reducción al máximo de las variaciones.

En la actualidad, han señalado durante el seminario, existe una tensión entre la tendencia que están marcando los fabricantes (cuyo objetivo es el de dominar el mercado de la posventa, especialmente aquellos vehículos de mayor edad) y el crecimiento de los distribuidores de recambios, en buena parte gracias a movimientos de consolidación y fusiones a nivel internacional que les permiten una mayor capacidad de compra.

Claves y retos del e-commerce del recambio

Frente al modelo tradicional de distribución, las tiendas de compra online de piezas están participadas por vendedores de piezas oficiales pero también distribuidores, creciendo cada vez más la integración que tendrán estos portales con los talleres. Aunque este tipo de compras se han asociado a usuarios finales con conocimientos técnicos y ganas de “meterle mano” al coche (do it yourself), desde Generix apuntan que, cada vez más, el e-commerce sirve como plataforma para que el usuario compre la pieza deseada y los talleres pequeños e independientes la instalen cobrando únicamente la mano de obra (do it for me).

En el contexto de aparición y crecimiento de estos nuevos modelos de negocio, la principal aportación de valor del distribuidor tradicional (B2B) es y seguirá siendo su servicio, es decir, la capacidad de aunar entregas rápidas, baratas y que las piezas entregadas sean las exactas para ese vehículo que el taller tiene colgado del elevador y para el que cada hora importa. Un servicio que la mayoría de empresas del sector ya están logrando y contra el que las plataformas e-commerce aún no pueden competir (entregas de hasta 72 horas, portafolios y stocks limitados…), “aunque su evolución está siendo rápida, más de lo que se podría pensar”, asegura Ignacio García en el webinar.

A través de canales como eBay o Amazon, los fabricantes de vehículos tendrán en ellos una oportunidad de vender con margen sus piezas originales. Por su parte, los grandes fabricantes de piezas (Tier 1) van a poder cooperar con distribuidores e incluso con portales especializados para vender sus piezas. Finalmente, los distribuidores tradicionales seguirán dominando el canal offline, que representará la mayor parte de su pastel, pero también podrán ver con buenos ojos asociarse con algunas empresas de comercio digital para, por ejemplo, posicionarse en zonas de la geografía nacional en las que tengan poca o ninguna presencia física.

De cara al futuro, la logística del recambio deberá no perder sus virtudes actuales y sumar a ellas las ventajas que se le presuponen al entorno digital. Esto es, mantener el actual modelo, que a efectos prácticos ya es casi un B2B (media de entregas de 1,5 unidades por pedido, servicios de entrega en menos de 2 horas…) y añadir elementos como una experiencia digital unificada, que el uso sea extremadamente fácil y que la experiencia sea segura (garantías de recibir la pieza y que sea la correcta).

De este modo, los retos futuros de este sector pasarán por:

  • Reducción del stock global sin afectar al nivel de servicio: visibilidad y solidaridad entre almacenes, buscando la cooperación e integración con los proveedores.
  • Digitalización de la cadena: integración con sistemas internos y externos para garantizar entornos de colaboración ágiles y la trazabilidad de las entregas.
  • Eficiencia y productividad en el almacén: optimizar sus procesos, mantener o mejorar si es posible los plazos de entrega, seguir una política de “cero errores” y agilizar la logística inversa.
  • Mejorar la actual red logística “de última milla”: que la logística en las grandes ciudades alcance los objetivos fijados en términos de sostenibilidad y eficiencia.

 

generix group

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario