El Gremi calcula una caída del 50% en la actividad de los talleres barceloneses

Su presidente, Celso Besolí, ha explicado a la Agència Catalana de Notícies (ACN) la situación del colectivo taller en estos momentos.


Barcelona ha sido, junto con Madrid, una de las últimas demarcaciones en acceder a la fase 1 del confinamiento. Aunque eso supone una buena noticia para el taller, que desde esta semana ya puede abrir su negocio sin restricciones, lo cierto es que la actividad aún dista y mucho de alcanzar un volumen mínimamente satisfactorio. Celso Besolí, presidente del Gremi de Talleres de Barcelona, ha reconocido en una entrevista a la Agència Catalana de Notícies (ACN) que la actividad de los talleres barceloneses ha caído un 50%, una cifra que seguirá descendiendo en los próximos días.

Celso Besolí Gremi Tallers Barcelona explica caída actividad de los talleres tras parón por coronavirus

Besolí ha explicado la prácticamente nula actividad que han registrado los talleres de reparación durante los dos últimos meses debido a las restricciones de movilidad de la población y que, ya en fase 1, dicha actividad ha repuntado debido a algunas revisiones básicas (baterías, sistemas electrónicos…) que los automovilistas han entendido como imprescindibles tras tanto tiempo sin arrancar su vehículo. Operaciones que ni son todas las que deberían ser ni representan suficiente trabajo para los profesionales de la automoción. “Esto son, como mucho, 45 minutos de trabajo, y nosotros necesitamos reparaciones de mayor complejidad para poder aguantar el negocio”, ha apuntado Celso al medio catalán.

El Gremi ha hecho sus cálculos y estos pasan por una actividad en sus talleres que “no llega al 50%” respecto a las cifras previas a la explosión de la pandemia. Más adelante, se prevé un volumen de trabajo de entre el 50 y 60%. “El problema es que la gente trata de retrasar tanto como puede cualquier revisión de mantenimiento para ahorrarse 150 o 200 euros” ha relatado un presidente del Gremi que también ha destacado la situación personal de muchos propietarios de vehículo para explicar su no paso por el taller (“hay muchos clientes en ERTEs que previsiblemente cobrarán el día 10”).

Esta realidad social afecta también a los trabajadores del taller, muchos de los cuales no se han podido reincorporar a sus puestos por falta de trabajo. Celso ha lamentado que la mayoría de negocios abiertos lo hayan podido hacer únicamente con sus titulares (la mayoría autónomos) mientras que el resto del personal debe permanecer en casa afectado por un ERTE, y no ha descartado que el sector deba apostar por reducciones de jornada cuando el grueso de las plantillas pueda volver a trabajar.

La asociación, que en estos momentos se encuentra acometiendo un análisis del sector para poder sacar conclusiones de las cifras recabadas, no descarta en absoluto que varios de los negocios que no han abierto esta misma en la provincia de Barcelona hayan cerrado definitivamente por la imposibilidad de afrontar los gastos de dos meses sin haber podido trabajar. No obstante, espera que la razón de muchos de ellos haya sido la espera hasta el día 10 de junio, cuando muchos de sus potenciales clientes hayan podido cobrar la prestación del SEPE y tenga sentido abrir la persiana de su taller.

Garantizando siempre salud y seguridad

Preguntado por las medidas que garantizan la seguridad de trabajadores y clientes en este tipo de establecimientos, Celso ha explicado que las nuevas rutinas, necesarias para seguir evitando la expansión del COVID-19, representan un incremento de entre 15 y 20 minutos por trabajo y vehículo.

Hablamos, además de las medidas de protección personal y gestión de espacios de trabajo y materiales, de la desinfección de partes del coche (volantes, cambios de marcha, asientos o frenos de mano) y su posterior protección con fundas de plástico, así como la desinfección de llaves del coche y la constante limpieza de las instalaciones, incluida la zona de recepción. Un proceso que se realiza a la inversa antes de devolver el automóvil a su propietario y por el que muchos talleres están cobrando una pequeña cantidad en el precio final de la reparación que no refleja en absoluto el tiempo y material invertido.

 

gremi de tallers de barcelona

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario