El “pico del automóvil” y la década dorada que aguarda a los talleres

El Grupo Serca reflexiona sobre este fenómeno y cómo afectará la complejidad máxima de los vehículos actuales en la actividad de reparación.


En la posventa, como en otros sectores, se maneja el concepto de pico: es ese momento álgido en algún tipo de proceso o mecanismo a partir del cual se produce un descenso inevitable tras haber llegado a sus cifras máximas. En su canal de Youtube, el Grupo Serca analiza la teoría del “pico del automóvil” y cómo el pico relativo a la complejidad de los vehículos actuales marcará una época de oro para el taller.

Juan Francisco Calero, nuevo comunicador del grupo, explica que el “pico del automóvil” es una teoría de la que se empezó a hablar en 2019 y que asegura que jamás se van a volver a fabricar en Occidente más automóviles de los fabricados en la actual década, es decir, entre el 2010 y el 2020.

La explicación a esta idea se encontraría en que los países en vías de desarrollo han aumentado mucho su nivel (especialmente China) y también por la incidencia de factores como la tecnología, la cual va a permitir un uso más eficiente del coche (por ejemplo, car sharing) y con una mayor tasa de ocupación.

¿Afecta al taller esta posibilidad? Puede afectar en el medio y largo plazo, pero otras teorías indican que el hecho de que se vendan menos automóviles no significa que vaya a haber menos reparaciones. Al contrario, vender menos vehículos hará que éstos recorran más kilómetros en menos tiempo (se desgastarán y cambiarán por otros con más asiduidad) y por lo tanto sufran un desgaste mayor que requerirá de un mantenimiento más breve en el tiempo, pero más intensivo.

Calero explica que también existe un pico del automóvil focalizado que tiene que ver exclusivamente con su complejidad. Y es que, según esta teoría, la industria del automóvil se enfoca a diez años vista hacia un modelo mucho más simplificado: menos gamas de motores y una arquitectura eléctrica/electrónica también más simplificada. En este sentido, el año 2020 seguramente esté estableciendo el pico de la complejidad de la automoción, lo cual significa que los coches que se están fabricando actualmente son los que presentan más sistemas para reparar y más piezas que cambiar.

2020-2030, una gran década para los talleres preparados

Los talleres deben estar bien preparados para poderse beneficiar de las oportunidades que ofrece este contexto, pudiendo dar respuesta a las reparaciones que surjan en materia de:

  • Vehículos híbridos: Con mucho auge en España, combinan motor térmico y eléctrico y presentan la gran mayoría de necesidades de un vehículo tradicional (no eléctrico).
  • Sistemas ADAS: Estos sistemas de asistencia al conductor están cada vez más presentes en vehículos nuevos y el taller no carrocero que se forme podrá dar respuesta con su diagnóstico (y en algunos casos, incluso reparación) a esta costosa tecnología.
  • Sistemas de descontaminación: Los vehículos nunca habían presentado unas tecnologías contra las emisiones tan complejas como las actuales. En el periodo 2020-2030, los talleres recibirán muchos coches con tecnología Euro 4 y sobre todo Euro 5, y los negocios que más progresen serán aquellos más preparados para diagnosticar tanto aspectos electromecánicos como los relativos a los sistemas de descontaminación diésel, aunque también los motores de gasolina (con sus turbos, incluidos los de geometría variable, y filtros antipartículas).

 

serca

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario