GT Motive explica cómo afectan los golpes de chapa en la ITV

La empresa de valoración de siniestros recuerda al taller el principal objetivo de la ITV: garantizar que ningún vehículo supone un riesgo para el tráfico.


GT Motive recuerda la importancia de los golpes de chapa en el vehículo, los cuales pueden provocar rechazos en la ITV. También resalta el papel del taller, quien debe recomendar siempre a sus clientes la importancia de circular en todo momento con un vehículo en buenas condiciones, también en cuanto a su aspecto exterior.

GT Motive golpes

Desde el 20 de mayo de 2018 está en vigor la nueva normativa que regula la ITV en España. Entre las muchas novedades que incorpora la nueva legislación, se incluye un endurecimiento de las pruebas de emisiones contaminantes, así como de la electrónica del vehículo.

El funcionamiento de la ITV

Las estaciones de ITV tienen acceso a la unidad de control del vehículo mediante equipos de diagnosis que pueden detectar, por ejemplo, si han sido anulados fallos de testigos (airbags…), o si la válvula EGR ha sido anulada. Estos cambios ponen el acento en la mecánica del vehículo, si bien los conductores deben ser conscientes de que los defectos exteriores del vehículo también pueden provocar rechazos en la ITV.

GT Motive señala que esto afecta también a su aspecto exterior. De hecho, el capítulo 2 de elementos comprobados en las inspecciones técnicas periódicas es el destinado al ‘Acondicionamiento Exterior. Carrocería y Chasis’.

Todos los componentes de la carrocería y el chasis del vehículo deben encontrarse en buen estado en cuanto a su integridad y sujeción. La carrocería debe estar libre de defectos que puedan afectar a la integridad del vehículo o a la seguridad de las personas. De este modo, la existencia de aristas vivas o cortantes, o de elementos sueltos o con fijación defectuosa con peligro de desprendimiento, o bien la inexistencia de algún paragolpes (delantero o trasero) son defectos considerados como graves y, por tanto, motivo de rechazo en la inspección técnica de vehículos. Incluso, la mera falta del tapón del depósito de combustible se considera defecto grave.

Los golpes de chapa, una tendencia al alza

Esa acción vigilante de las ITV en cuanto al estado de la carrocería de los vehículos hizo que, en 2016, se detectaran 3,40 millones de defectos relacionados con la carrocería en el conjunto del parque de vehículos inspeccionado. De ellos, 2,87 millones presentaban un carácter leve, mientras 531.000 se correspondían con defectos graves, es decir, los que provocan que no se supere la inspección técnica.

En términos porcentuales, el año pasado se registraba un incremento del 7,3 % en los defectos leves de carrocería frente a los datos de un año antes. También se detectó una subida aún mayor, del 11,1 % en el caso de los defectos graves. Unos incrementos aún más relevantes si cabe cuando en el periodo 2011-2015, los defectos leves ya habían aumentado un 42 % y los graves, un 17 %.

Según datos de la patronal de las aseguradoras Unespa, los golpes de chapa presentan una tendencia al alza en los últimos años. En 2017, se produjeron 1,91 millones de accidentes leves de tráfico en España, lo que supone un incremento interanual del 3,14 %, siendo el mayor número de incidentes de circulación sin heridos registrado desde el año 2010.

Los accidentes de tráfico 

Unespa también señala que los accidentes de tráfico leves, típicos del tráfico urbano, constituyen una magnitud que refleja la situación económica de un país. Así, en momentos de bonanza se producen más colisiones porque hay una mayor cantidad de vehículos circulando por las vías. Mientras, en años de crisis, ocurre lo contrario: la siniestralidad se reduce. Los golpes de chapa tocaron suelo en España en 2013 y desde entonces no han dejado de crecer. En aquel ejercicio, en comparación, hubo 1,73 millones de percances.

Por todas estas razones expuestas por GT Motive, resaltan la importancia de insistir a los automovilistas que no deben descuidar el mantenimiento de la carrocería de su vehículo y que deben reparar los golpes de chapa lo antes posible. No sólo los daños importantes sino también esos pequeños defectos que, a la larga, pueden ocasionar graves problemas de oxidación y corrosión, que acaben afectando gravemente a la propia estructura del vehículo.

 

gt motive

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario