Hella rinde su particular homenaje a los 40 años del BMW Serie 3

Faros LED dinámicos opcionales, luces traseras, iluminación interior y varios componentes electrónicos corren a cargo de la casa especialista.


En honor al 40 aniversario de la serie 3 de BMW, la especialista en iluminación y electrónica HELLA ha equipado a la saga más fabricada de la firma alemana con faros LED dinámicos opcionales, luces traseras, iluminación interior y una variedad de componentes electrónicos que mejoran el consumo energético y la seguridad. Un completo paquete que sirve de homenaje en una fecha tan señalada para BMW.

bmw1

HELLA ha desarrollado tres variaciones de faros delanteros para la sexta generación del sedán deportivo: el faro halógeno con LEDs de luz diurna incluido de serie y dos faros 100% LED. En las variantes de equipamiento LED, todas las funciones lumínicas operan con esta tecnología excepcional que irradia una luz muy brillante al tiempo que apenas consume energía. Además, sus anillos luminosos para posiciones diurnas confieren un diseño deportivo inconfundible y aseguran que el vehículo sea reconocido tanto de día como de noche.

La versión más sofisticada del equipamiento incorpora un sistema de asistencia al conductor basado en luz adaptativa para ciudad y carretera que, junto al asistente para evitar deslumbramientos, proporciona al conductor un alto nivel de confort. En cuanto a sus características tecnológicas, estos faros destacan sobre el resto al incorporar, por vez primera, láminas metálicas de refrigeración.

bmw2

HELLA también ha suministrado las luces traseras con tecnología LED y un atractivo diseño. Mientras que el indicador de dirección se realiza por medio de una guía lumínica plana que crea la ilusión de una cortina de luz, la luz trasera está diseñada como un cuerpo brillante en tres dimensiones en forma de L. La luz de freno, situada detrás de la luz trasera, responde de manera especialmente rápida gracias a la tecnología LED.

Ya en el interior del vehículo, HELLA incorpora lámparas de lectura para las partes delantera y trasera del coche, la iluminación del espejo de la puerta y una iluminación ambiental opcional que destaca el diseño puramente BMW del habitáculo.

Las competencias en el campo de la electrónica de HELLA también están presentes en la Serie 3 de BMW. Un buen ejemplo son sus sensores de radar. La tecnología que la compañía emplea para ello resulta esencial para activar funciones como la alerta de cambio de carril. En estos casos, los sensores son capaces de registrar y controlar los vehículos que se encuentran en ángulo muerto. Por otra parte, ofrece de serie unos sensores de lluvia y luz que mejoran notablemente la visión de los conductores activando automáticamente los limpiaparabrisas y las luces delanteras cuando detectan la lluvia.

Por último, HELLA suministra componentes electrónicos para funciones del vehículo que contribuyen a reducir el consumo de combustible, como es el caso del sensor inteligente de la batería.

Druck
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario