La iluminación y las escobillas, a punto en otoño

La iniciativa ‘Elige calidad, elige confianza’ nos recuerda que encaramos la época del año con mayores lluvias y menos horas de luz diurna.


El próximo día 28 entraremos en el horario de invierno, estación en la que el día más corto del año tendrá casi 6 horas menos de luz que el más largo. Conscientes de cómo estas circunstancias afectan a la conducción, la plataforma ‘Elige calidad, elige confianza’ ha querido compartir con el sector todo lo que conviene saber sobre el (buen) estado y mantenimiento de la iluminación y las escobillas del vehículo.

iluminacion y escobillas en otoño

La iluminación: revisión al menos una vez al año

La campaña que lideran distintos fabricantes de componentes y recambios para primer equipo incide en que las luces deberían ser revisadas al menos una vez al año, y el otoño es una muy buena época para hacerlo. ¿Por qué? Estos son los motivos:

  • Las lámparas pierden intensidad lumínica y sufren desplazamientos cromáticos.
  • Los choques y vibraciones propios de los desniveles de la calzada durante la conducción se transmiten a los faros.
  • Pueden producirse daños mecánicos debidos, por ejemplo, a golpes de piedras, provocando grietas, fisuras o piezas desencajadas, rotas o mal fijadas.

El correcto reglaje de las lámparas proporcionará una iluminación óptima que permitirá al conductor detectar a tiempo los obstáculos.

Luces diurnas y luces de cruce

Las luces diurnas han supuesto una importante mejora de la seguridad vial, ya que la misión de la iluminación es ver mejor, pero también ser visto. ¿Por qué son tan importantes y conviene usarlas si se dispone de ellas?

  • Las luces de cruce consumen más combustible al estar permanentemente encendidas.
  • Sufren un mayor desgaste que las luces diurnas, por lo que aumenta la frecuencia de reposición.
  • Su reparación es más costosa que la de una luz diurna.
  • Su haz de luz se dirige hacia la calzada, ya que está diseñado para evitar el deslumbramiento de otros conductores.

Otras luces

‘ECEC’ recuerda la necesidad de incluir las antinieblas, traseras y laterales, además de las frontales, en las revisiones de los vehículos.

Las escobillas

El otoño también es buen momento para revisar las escobillas, que deberían cambiarse al menos una vez al año. Se trata de una de las épocas más lluviosas y está comprobado que los días de lluvia hacen aumentar el número de colisiones de tráfico hasta en un 15%. ¡Que tu cliente no contribuya a ese porcentaje!

Si las escobillas hacen ruidos, dejan surcos o dan saltos, es hora de sustituirlas por otras nuevas. ECEC anima a comprobar asimismo que el vehículo tiene el nivel suficiente de líquido limpiaparabrisas para que las lunas estén siempre limpias y permitan ver claramente.

 

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario