Inactividad y uso intensivo, dos extremos que se tocan

En su último vídeo, GT Motive explica algunas de las piezas y sistemas del coche que pueden verse negativamente afectados por el poco uso.


En su último vídeo de consejos para el taller, GT Motive quiere alertar de una situación que muy pocos tienen en cuenta: el potencial peligro que supone conducir un vehículo tras un largo periodo de inactividad. Una situación que cobra especial relevancia en esta época del año, cuando se masifican los desplazamientos hacia destinos vacacionales.

El uso diario de la motocicleta por ciudad, la avanzada edad de algunos conductores que reservan el uso de sus coches para momentos muy puntuales… Existen distintas circunstancias que pueden propiciar esta realidad y perjudicar elementos tan básicos como el motor, la caja de cambios o el circuito de refrigeración.

Eduardo Rubianes, responsable de Marketing de la plataforma tecnológica de automoción, ofrece en el último capítulo de GT Motive consejo sobre algunas de las piezas y sistemas de los coches que más negativamente pueden verse afectados por la inactividad y que convendría revisar y si fuese necesario reparar, antes de emprender cualquier viaje significativo.

A continuación, os dejamos con el vídeo:

 

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario