Nueva gama de inyectores GDI para motores gasolina de Magneti Marelli

Los nuevos inyectores GDI ya están disponibles para el mercado independiente, siendo la mejor alternativa a las redes de fabricantes.


Desde el pasado mes de junio, Magneti Marelli se postula como alternativa a las redes de fabricantes con el lanzamiento al mercado independiente de su nueva gama completa de inyectores GDI de calidad original para modelos de vehículos alemanes, principalmente.

La inyección directa de gasolina GDI presenta unos procesos operativos de alta presión y una inyección multi-punto que, en combinación con el turbocargador, permite una reducción del tamaño del motor, mejores prestaciones y reducciones significativas de consumo y emisiones.

inyectores GDI para motores gasolina de Magneti Marelli

La gama de inyectores GDI de Magneti Marelli ya se equipa en motores de 4,6 y 12 cilindros vendidos en los principales mercados europeos, asiáticos y americanos. Funcionan con gasolina sin plomo y con etanol y metanol en varias concentraciones. Además, se encuentran disponibles en dos tamaños diferentes: cortos para montajes laterales standard, y largos para montajes con alojamientos más profundos.

Magneti Marelli Powertrain, a la vanguardia

Esta nueva solución que el fabricante italiano aporta al aftermarket es fruto de su división Powertrain, dedicada a la producción de componentes para el motor y transmisión. Su larga experiencia como socio de los mayores fabricantes del mundo ha permitido a Magneti Marelli Powertrain desarrollar competencias internas para proporcionar a sus clientes las mejores soluciones tecnológicas.

Recientemente, la popularidad de los motores diésel está decreciendo significativamente debido a sus efectos contaminantes, mientras que los motores de inyección directa de gasolina se están expandiendo en los mercados europeos, chino y estadounidense.

Desde la firma italiana transmiten su convicción de que un motor turboalimentado con tecnología GDI representa una de las soluciones más eficientes para vehículos de mediano y pequeño tamaño.

De hecho, la inyección a altas presiones, guiada por algoritmos de control adecuados suministrados por la unidad de control (ECU), permiten una combustión eficaz en motores turboalimentados, con una formación insignificante de partículas. El mismo nivel de par y potencia puede ser alcanzado por motores de dimensiones considerablemente reducidas, con una reducción en las emisiones de CO2 de hasta el 13%.

Esta es una de las razones por la cual la inyección directa de gasolina representa una solución efectiva para continuar con el ritmo de reducción de emisiones requerido por las instituciones reguladoras en varios países y mercados.

 

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario