Las ITV no podrán realizar las exhaustivas inspecciones prometidas hace un año

Las características técnicas de los equipos de lectura OBD que utilizan solo permite la lectura de las centralitas para el control de emisiones.


El pasado 10 de septiembre entraron en vigor las nuevas inspecciones de la ITV. Si bien es cierto que se han endurecido algunas exigencias en las pruebas a superar por los vehículos, las primeras noticias sobre su funcionamiento parecen confirmar que ese endurecimiento no se ha hecho al nivel que auguraba el Real Decreto aprobado hace un año en Consejo de Ministros. Y es que las estaciones no están pudiendo acceder ni a todas las centralitas ni a la electrónica de seguridad.

Jordi Moral, redactor de autopista.es, publica un artículo que recoge las claves de esta realidad. Una realidad que pasa, primeramente, por la incapacidad de los equipos de diagnosis elegidos para comprobar todos los dispositivos de emisiones, seguridad e identificación del vehículo. De momento, dicha diagnosis sólo va a poder controlar los sistemas de emisiones. ¿Por qué?

El motivo lo explica Rodrigo Radovan, director de expansión de TUV Rheinland: “Las conclusiones sobre las características técnicas de los equipos de lectura OBD a utilizar en estaciones de ITV han obligado a delimitar la lectura de centralitas OBD únicamente a la parte de los sistemas de control de emisiones atmosféricas. Por diferentes delimitaciones técnicas, la lectura OBD en estaciones ITV sólo recoge datos del estado y funcionamiento de los diferentes elementos de sistema de tratamiento de emisiones de los vehículos, quedando fuera la lectura de información OBD de otras centralitas como pueden ser las de sistemas de electrónica de seguridad, como ABS o Airbags”.

Pero, ¿por qué esa inviabilidad si inicialmente se marcó el objetivo de acceder a controles electrónicos de estabilidad, ABS, Airbags, iluminación, pretensores o, incluso más adelante, controles de velocidad, sistemas de visión nocturna y todo lo referente a la seguridad? Radovan contesta al redactor de autopista.es: “La lectura de la información contenida en las centralitas de los vehículos (OBD) se realiza mediante códigos asociados a mal funcionamiento o avería de los diferentes elementos que componen los distintos sistemas del vehículo. Hasta el momento, los únicos códigos utilizados por los fabricantes para el chequeo de los sistemas del vehículo que se encuentran armonizados (los mismos para todos los fabricantes) son los correspondientes a los sistemas de control de emisiones (E-OBD)… y además sólo para vehículos fabricados con posterioridad a 2006”.

Por lo tanto, el responsable de TUV Rheinland indica que para acceder al resto de la electrónica y ampliar el alcance de estas lecturas al resto de centralitas “antes debe realizarse el trabajo de armonización y legislación a nivel internacional entre todos los fabricantes”. En otras palabras, y como algunos responsables de maquinaria de diagnosis ya nos habían confirmado previamente a MotorOK al sacar este tema a debate, a día de hoy es imposible poder controlar toda la electrónica de los coches.

Jordi Moral cierra su artículo preguntando si esta incapacidad técnica para controlar todos los aspectos que no sean la emisión de gases significa que haya que ir olvidándose de dichos controles electrónicos. Radovan no cierra la puerta a su llegada –“se irán integrando gradualmente a futuro”– pero reconoce que, a día de hoy, “no se dispone de ninguna estimación de plazo por parte del Ministerio ni tampoco por parte de la Unión Europea”.

 

autopista.es

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario