Joan Rubí (Checkstar): “Como taller, debes elegir qué quieres ser y con qué red te identificas mejor para lograrlo”

El responsable de la red de talleres de Magneti Marelli hace su lectura particular del momento por el que pasan las redes a escasas semanas de la celebración del ‘Encuentro de Redes de Talleres’ en la feria Motortec.


Joan Rubí Magneti Marelli Checkstar

La red Magneti Marelli Checkstar, lanzada en España en 2012, es un proyecto “en pleno proceso de crecimiento” que sirve a la perfección para ilustrar el grado de madurez y desarrollo de estas propuestas en nuestro mercado. Joan Rubí, responsable de su desarrollo en España, ha visto cómo el fenómeno de las redes de talleres se ha consolidado en nuestro mercado como una alternativa rentable y de futuro para los talleres preocupados por su negocio.

Conocida en el mercado por la histórica especialización de sus miembros en electricidad del automóvil, la de Magneti Marelli Checkstar es la realidad de una red que ya cuenta con cerca de 200 talleres multimarca repartidos por toda la geografía española. “Y pronto seremos muchos más. Nuestro objetivo es alcanzar los 500 miembros en 2 años. Y todo ello gracias a la involucración, precisamente, de la distribución. Cada vez somos más atractivos para ella, y su apuesta por el desarrollo de la red es incuestionable”, explica Rubí.

¿En qué momento se encuentran las Redes de Talleres? ¿Qué aportan a las empresas de reparación de automóviles?

Las redes de talleres se encuentran en un proceso de pleno asentamiento. En el primer encuentro de Redes de Talleres de la Posventa Plural, hace ya unos años, dijimos que los talleres tenían que pertenecer a una red por las múltiples ventajas que un abanderamiento les confería (formación, información, acceso a nueva tecnología…). Hoy esto no hace más que confirmarse. Y es que el taller que se quede al margen del fenómeno de las redes corre también un cierto riesgo de quedarse fuera del negocio. O, al menos, de parte de él.

Lo que vamos a ver, desde mi punto de vista, es que cada vez se van a ir diferenciando más las redes de marca frente a las redes de distribución. Es decir, que mientras la propuesta de las segundas, que podemos definir como redes de compra con un claro objetivo comercial, se queda en ofrecer al taller una serie de productos, cuanto más amplia mejor, sin priorizar los servicios, que la mayoría deben subcontratar, la propuesta de de marca (como Magneti Marelli Checkstar) va mucho más allá.

Para la red Magneti Marelli Checkstar el objetivo es que nuestros talleres sean los mejores del mercado. Para ello, además de ofrecer productos (y nos preocupamos de que nuestra oferta sea la mejor), contamos con un equipo profesional de nuestra propia empresa, especializado y orientado a ofrecer al taller todos aquellos servicios que le van a hacer destacar por encima del resto. El servicio, en una red de marca, es lo que marca la diferencia.

Me gusta decir que no somos ni mejores ni peores. En el mercado, en cuestión de redes, hay distintas tipologías y propuestas de valor. Tú, como taller, tienes que ver cómo quieres ser y con cuál te identificas antes de elegir. Entrar a formar parte de la red Checkstar es entrar a formar parte de la marca, y ello supone estar orientado a mejorar y a vincularse a un proyecto de futuro común.

Las redes como generadores de oportunidades: Checkstar y el GLP

Nos preocupamos por ofrecer a los talleres oportunidades que les permitan incrementar su cifra de negocio y rentabilidad. Es uno de nuestros objetivos y exploramos numerosas vías para lograrlo. A la hora de conseguirlo, trabajar con el renting es una de las alternativas posibles, y en las distintas aproximaciones efectuadas hacia este tipo de cliente corporativo hemos recibido una notable valoración tanto de la solvencia técnica como de los productos empleados por nuestra red, aunque la capilaridad (fundamentalmente en capitales de provincia) es un hándicap. Es por ello que decidimos explorar otras vías sostenibles para aportar negocio inmediato a los talleres y damos la oportunidad a nuestros socios de trabajar el GLP, que, como especialidad, se ha convertido en un hecho diferencial y exitoso para nuestra red.

Vimos que existía una gran oportunidad de negocio de cara a esos vehículos de 4 a 10 años cuyos dueños no piensan en jubilar pero que necesitan una alternativa de movilidad en grandes ciudades. La transformación a GLP es una alternativa lógica y rentable para este usuario y para el taller. En el caso concreto del taller, es algo sencillo: una formación de 3 días (gratuita y exclusiva para los talleres de la red) es lo único necesario para poder realizar las transformaciones. Por su parte, Checkstar se encarga de las labores administrativas necesarias para la homologación del vehículo, además de cubrir las necesidades del propio producto. Es una realidad que genera negocio en el corto y medio plazo para el taller.

¿Estamos preparados para la nueva movilidad y el auge de las flotas?

Evidentemente, las redes de talleres nos preocupamos no solo de la rentabilidad de nuestros talleres en el corto y medio plazo. El futuro del taller nos preocupa. Sabemos que los cambios producen inquietud. Pero nunca deben producir miedo.

Magneti Marelli Aftermarket, de hecho, ha creado a nivel mundial un grupo de trabajo para el llamado ‘proyecto Officina 4.0’ en el que distintos perfiles profesionales de la marca aportan su conocimiento y reflexiones para anticipar cuál será el futuro de la reparación. En este sentido, podemos anticiparnos a las necesidades que vaya marcando la tecnología, la conectividad y poder así preparar a nuestros talleres.

¿Serán las flotas tendencia en el futuro del taller? Sin duda irán ganando terreno. Las reparaciones vinculadas a flotas supondrán cada vez más de la parte del pastel de la reparación, pero somos un país latino, con un gran sentido de la propiedad, y no parece que en el corto plazo vaya a haber un cambio dramático de tendencia a nivel de cliente particular. No obstante, permanecemos atentos a la evolución de este fenómeno para dar la mejor respuesta a los talleres de la red.

¿Han conseguido las redes, hacia dentro, satisfacer los objetivos de modernización de los talleres que perseguían?

Diría que vamos por el buen camino, pues son los propios talleres los que cada vez exigen más en el apartado técnico. Hablo al menos desde nuestra experiencia. Nuestros talleres están muy interesados en adaptarse rápidamente a las nuevas tecnologías. Hablamos de vehículos eléctricos e híbridos, de coches que acaban de salir al mercado y aún tardarán en llegar al taller multimarca, para los que nuestros asociados quieren estar preparados antes incluso de que tengan ocasión de intervenir en ellos.

Ese ansia de conocimiento, de formación, se hace patente de cara a la red. Contamos con un perfil de talleres muy profesional que busca la especialización continua, que ejerce con responsabilidad su papel de asesor de cara al automovilista que consulta su opinión sobre cualquier aspecto relacionado con su automóvil, o que pide su opinión para una futura adquisición. Estamos notando un grandísimo interés por todo lo relacionado con el conocimiento y formación en nuevas tecnologías que proponemos desde la red, y es algo que no habíamos notado con tanta intensidad en años anteriores.

¿Son fieles los talleres hacia los productos y servicios de quien promueve las redes?

Contamos con una red de talleres fieles. En cierto modo, ha surgido la necesidad de ampliar el catálogo de productos tradicionalmente ofrecidos fruto de la creciente demanda de los miembros de la red. Para ello, hemos buscado sinergias con fabricantes proveedores del grupo FCA. Me refiero a productos de gran rotación, que no estaban contemplados en nuestro catálogo, y que vienen respaldados con un sello de Calidad Original a la altura de la esperada en cualquier otro producto Magneti Marelli.

¿Han conseguido las Redes convertirse en auténticas marcas de taller? ¿En herramientas que permiten anticipar a los automovilistas y clientes corporativos la experiencia de cliente que van a tener en cada punto de una red?

Aunque en algún caso concreto podría decirse que sí, lo cierto es que es que es algo bastante complicado. En nuestro caso, sí creemos que nos hemos hecho un cierto nombre sobre todo por nuestra implicación dentro del mundo del Motorsport y que el ámbito de la competición nos ha ayudado a tener una cuota de visibilidad entre perfiles de usuarios muy cercanos al mundo del motor. No obstante, y salvo excepciones, en el ámbito de las redes de talleres multimarca aún hay bastante trabajo por hacer en el campo de la creación de marca.

Mención aparte merecen las redes de mantenimiento. Es difícil competir con redes estratégicamente orientadas a esa parte más rentable de las operaciones de taller. Consiguen llegar al usuario final, pero hemos de recordar que solo ofrecen soluciones para un 20% de lo que un coche puede necesitar. Cuidar de un automóvil no es solo cuestión de mantenimientos y al final entre taller y usuario se establece una relación de confianza que, aunque pueda parecer que se ha perdido un poco, es la base de la elección de taller. Y en esa liga creo que jugamos con ventaja.

 

magneti marelli checkstar

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario