MANN+HUMMEL sigue caminando hacia una movilidad más eficiente

Su política de separar lo útil de lo dañino persigue, además de una movilidad más limpia, un aire y agua de calidad al alcance de todos.


Con motivo de la celebración mundial del Día Internacional contra el Cambio Climático el 24 de octubre, desde MANN+HUMMEL recuerdan que siguen trabajando en la búsqueda de soluciones innovadoras para reducir los contaminantes atmosféricos a través de la filtración. “Estimamos que la industria de la filtración del aire generará 121 billones de dólares en 2030. En MANN+HUMMEL estamos centrados en proporcionar soluciones para limpiar el agua y tratar las aguas residuales, asegurar la calidad del aire y conseguir una movilidad más eficiente”, afirman desde la compañía.

MANN+HUMMEL reflexiona en Día Internacional contra el Cambio Climático

Hoy en día, son necesarias tecnologías innovadoras que allanen el camino para un futuro mejor en el que la movilidad eficiente sea una realidad y la calidad del agua y el aire estén garantizadas. La filtración es una tecnología clave en este sentido ya que permite separar lo útil de lo nocivo. Con esta práctica, se puede proteger a las personas y salvarguardar el medioambiente de elementos como la polución causada por el tráfico y la industria en las ciudades, el polvo en el campo, la contaminación por productos químicos en nuestros hogares o el empeoramiento de la calidad del agua debido a las partículas en suspensión.

El Día Internacional contra el Cambio Climático es una celebración instaurada por la ONU para paliar los devastadores efectos que se están produciendo en los últimos años en todo el planeta. Este año, la pandemia provocada por el nuevo coronavirus acapara toda nuestra atención. Sin embargo, los problemas globales que existían antes de la llegada del COVID-19 no han desaparecido.

De hecho, la contaminación atmosférica se ha convertido ya en una gran amenaza para nuestro medio ambiente y también representa una amenaza cada vez mayor para la salud humana. Según la OMS, un 92% de la población mundial se ve afectada por una contaminación atmosférica que supera los límites de seguridad.

Al cambio climático primero le sacudió una crisis económica, y ahora le sacude una crisis sanitaria que nos obliga a hacer un mayor uso del coche privado y menos del transporte público, algo que va en contra de las recomendaciones generales para disminuir el calentamiento del planeta. ¿Protegemos la salud o protegemos el planeta?, se preguntan desde la alemana. Esta “terrible disyuntiva” entre proteger la salud o la economía genera profundos conflictos éticos; sin embargo, cuando la duda surge entre proteger el planeta o nuestra salud, la respuesta es más sencilla y pasa por el uso de la tecnología.

 

mann+hummel

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario