La importancia del mantenimiento de los elevadores de coches

La adquisición de un elevador no homologado puede llevar a sanciones de hasta 600.000 euros y la suspensión de la actividad.


Iberisa SL, empresa con gran experiencia en el sector de la maquinaria y herramienta para automoción, presenta en la última entrada de su blog los consejos para unas adecuadas inspecciones y mantenimiento de los elevadores de coches. Dos factores clave para que el equipo se mantenga en unas condiciones óptimas y evitar accidentes.

Para realizar las tareas se debe seguir las instrucciones marcadas en el manual de instrucciones del elevador y además conocer la legislación vigente y su aplicación a los elevadores de coches.

Elevadores de coches

Las inspecciones que deben realizarse para el mantenimiento de los elevadores de coches son las siguientes:

Todos los días y antes de ponerte a trabajar con el elevador, hay que verificar:

  • El estado de las cadenas del elevador.
  • El estado de los cables de elevación.
  • Comprobar que no hay fugas de aceite en los latiguillos.
  • Verificar que los tacos estén en buen estado.
  • Comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad de los brazos.

Cada mes hay verificar:

  • Que todos los cables, cadenas, bulones y demás componentes tengan una correcta lubricación.
  • Los anclajes se mantienen correctamente apretados al suelo.
  • Los usillos y tuercas de trabajo deben estar correctamente lubricadas.

Cada año:

  • Hay que realizar una revisión completa del elevador por parte de un servicio técnico especializado.

La formación es necesaria para el uso de los elevadores

El profesional que utilice los elevadores debe conocer en profundidad los riesgos y medidas preventivas sobre la utilización y mantenimiento de los mismos. Es recomendable que sea un técnico autorizado por el fabricante el que realice la instalación, la puesta a punto, el traslado, la revisión periódica o la reparación del equipo. En el caso que el propio taller sea el que realiza la tarea, puede perder la garantía y poner en riesgo su seguridad.

Instrucciones del elevador de coches

Con la compra de un elevador de coches debe suministrarse el manual de instrucciones, que debe tener como mínimo la siguiente información:

  • Tipos de utilización.
  • Normas de instalación y puesta en servicio.
  • Manejo en funcionamiento.
  • Control de los dispositivos de seguridad.
  • Normas de mantenimiento e inspección.

Además de todo esto con la compra de un elevador se debe entregar más información y se debe verificar que el elevador tiene el marcado CE de acuerdo a la normativa vigente.

Con la compra de un elevador se debe entregar más información y comprobar que tiene el marcado CE de acuerdo a la normativa vigente. Es importante conocer las sanciones por tener un elevador no homologado, ya que si no se cumple con la normativa las multas son muy severas.

Elevadores de coches

Normativa que afecta a los elevadores de coches

  • Real Decreto 1644/2008. Afecta a la comercialización y puesta en servicio de máquinas. Está en vigor desde el 29 de Diciembre de 2009.
  • Norma UNE EN 1493:2010. Sustituye a la 1493:2008 y afecta a elevadores comercializados desde agosto de 2011. Esta norma junto a la 2006/42/EC regulan los detalles y condiciones que deben de tener los elevadores de coches para que sean eficientes y seguros para el taller.
  • Real Decreto 1215/1997 (modificado por el Real Decreto 2177/2004) de “disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo” para las máquinas, puestas en servicio en la UE con anterioridad a 1/1/1995.

El marcado CE permite tener la certeza que compramos un elevador que cumple con las normativas vigentes. El fabricante debe elaborar la siguiente información para que se le conceda el marcado CE:

  1. Expediente técnico.
  2. Manual de instrucciones.
  3. Declaración CE de conformidad.
  4. Marcado de la máquina.

La documentación citada en los puntos 2, 3 y 4 se tiene que facilitar siempre en la compra de  un elevador. Durante el año 2011, el Instituto Nacional de Estadística, recogió datos de los 45.700 talleres censados en España y las estadísticas recogidas fueron de 85 accidentes graves y 10 mortales. Por este motivo es imprescindible que el elevador cumpla con la normativa vigente.

Además, la adquisición de un elevador no homologado puede llevar a sanciones de hasta 600.000 euros, y en caso de accidente la suspensión de la actividad. Estas sanciones y responsabilidades pueden recaer sobre el propietario, fabricante, instalador y proveedor.

 

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario