Así afectan las medidas económicas del Gobierno a los talleres

Desde el Ejecutivo se han lanzado una serie de ayudas para pequeñas y medianas empresas que ayuden a paliar los efectos del coronavirus. Pero, ¿cuáles son y qué beneficio real representan?


En España, el tejido productivo está formado en una amplia mayoría (más de 90%) por pymes, de las cuales más del 50% son autónomos que, ojo el dato, generan el 65% de los trabajadores dados de alta en la Seguridad Social (por solo el 0,2% de las consideradas “grandes empresas”). Una parte destacable de estas pymes es la que representa a nuestro sector: los talleres de mantenimiento y reparación del automóvil.

Pero, ¿cómo han afectado a los talleres las medidas económicas tomadas por el Gobierno a ráiz de la crisis del coronavirus? Lo analiza en su portal WavyDrive, una interesante app de información útil para automovilistas.

medidas económicas del Gobierno por estado de alarma afectación a talleres

Los principales medios que tienen a su alcance los talleres mecánicos para acogerse a las ayudas económicas del Gobierno son los siguientes:

Expediente de regulación temporal de empleo (ERTE)

Sirve para que, durante el plazo de tiempo que dura el cese de actividad, no se deban pagar ni salarios ni Seguridad Social (solo para empresas con menos de 50 empleados) de los empleados. Es, en opinión de WavyDrive, “la medida probablemente más acertada y de impacto de todas”. No obstante, la “trampa” del ERTE es que exige el compromiso por parte del empresario de no despedir en los seis meses siguientes, un compromiso que en el caso de muchos talleres pequeños no parece que vaya a poder cumplirse.

Prohibido despedir

No estarán permitidos los despidos por causas de fuerza mayor y/o causas económicas. Así pues, los talleres deben enfrentarse a una situación nada fácil: por un lado, ni el ERTE permite despedir personal en un plazo extenso de medio año ni lo permiten las causas de fuerza mayor y/o económicas; por el otro, la situación actual hará que la actividad de muchos talleres baje considerablemente debido a la apertura gradual de los negocios o a un gasto muy contenido de las familias que habrán visto mermados sus ingresos, entre otros factores.

Todo ello dejará un panorama evidente: personal “sobrante” en los talleres de automoción y la imposibilidad de los empresarios de ajustar sus plantillas a la actividad real de sus negocios.

Ayuda por cese de actividad

Los talleres se consideran servicios esenciales y pueden mantenerse abiertos, por lo que deberán poder demostrar que su actividad (es decir, facturación) ha disminuido en un 75% comparada con el semestre anterior, con el coste de la carga de prueba que eso supone. Las ayudas aquí dependen de la base de cotización, pero como la mayor parte de autónomos cotizan por el tramo menor, esta ayuda se sitúa entre los 750 y 800 euros.

Cambio de potencia en el contrato de la luz sin coste ni penalización

Esta medida sirve para amortizar parte del coste fijo de la factura por potencia contratada, lo cual supone un porcentaje alto de la factura de la luz en los talleres. También es posible darse de baja, aunque no es una decisión demasiado recomendable ya que eso dejará la instalación sin alarma ni otros servicios que puedan necesitarse.

Otras ventajas…

  • Suspensión del pago de facturas de electricidad, gas y derivados sin coste adicional durante el estado de alarma.
  • Cambio de escalón de peaje para pagar menos en la parte fija en los contratos de gas natural.
  • Moratoria en el pago de la deuda hipotecaria de la compra de cualquier inmueble afectos a la actividad económica.**
  • Suspensión de los créditos sin garantía hipotecaría: Solo para personas físicas, por un plazo de tres meses y que supone un incremento del plazo de pago igual a la suspensión.**
  • Aplazamiento de las cuotas a la Seguridad Social: Con un interés del 0,5% y debiendo hacerlo en los diez primeros días del mes.
  • Líneas de financiación avaladas por el ICO: Para préstamos garantizados por el ICO para autónomos y pymes (en el 80%) y con un plazo máximo de cinco años.
  • Aplazamiento sin intereses de los impuestos durante tres meses.
  • Ayudas económicas propuestas por cada Comunidad Autónoma, como es el caso de Madrid, donde la Comunidad pagará las cuotas de autónomos; o en Andalucía, donde se ha sacado una línea de avales del 100% de los préstamos a empresas.

** = líneas sujetas a demostrar que el beneficiario está en una situación de vulnerabilidad económica, con una disminución de al menos el 40% de la facturación y en función de los ingresos familiares y el número de personas de la unidad familiar.

¿Conclusión?

Tras exponer todas las posibilidades, desde WavyDrive inciden en que, salvo el ERTE y la reducción del coste de la factura de la luz y/o gas, las demás medidas sirven para reducir las necesidades de liquidez de los negocios a muy corto plazo, o para conseguir esa liquidez, pero NO para hacer frente a ciertos pagos durante el estado de alarma. Por lo tanto, concluyen desde la empresa, son ayudas “a todas luces insuficientes”.

 

wavydrive

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario