Estos son los planes para el 2018 de nuestras factorías de automóviles

Tras cerrar el 2017 con un volumen de producción ligeramente inferior al previsto, las factorías buscarán alcanzar sus objetivos para el 2018.


Un volumen de producción de tres millones de vehículos. Este es el objetivo anual que la industria española de fabricantes se impuso recuperar para sus factorías de automóviles tras la caída experimentada en el año 2012 como consecuencia de la crisis económica.

factorías de automóviles en España

No obstante, y a pesar de los avances logrados desde entonces, este 2017 ha visto sus expectativas algo rebajadas y el sector deberá conformarse con una cifra próxima a los 2,87 millones de ensamblajes (un 1% menos que en 2016). Se trata, por lo tanto, de una estabilidad moderada que no invita a grandes alardes ni a ningún tipo de relajamiento.

¿Qué motivos explican que no se hayan alcanzado esa cifra objetivo? Principalmente, dos:

  1. La volatilidad de la demanda internacional.
  2. Los trabajos de adecuación que han tenido que hacer las instalaciones de los fabricantes para absorber los nuevos modelos.

A continuación, repasaremos las expectativas de nuestras factorías de automóviles para el curso 2018:

Martorell y Navarra (VAG)

Corren buenos tiempos para la planta de Barcelona. El nuevo Seat Arona y el Audi Q1 (sustituto del Q3 en la cadena de producción) impulsarán a un centro que prevé unas 484.000 unidades ensambladas, un 6,3% más que en el año anterior.

En Navarra, se iniciará la producción de dos modelos con los que se espera alcanzar las 300.000 unidades ensambladas y aportar así cifras positivas (+20%) tras un mal cierre de 2017 (-16%).

Vitoria (Mercedes-Benz)

La alta demanda de las furgonetas Vito y Clase V hace que la factoría de la capital vasca no eche en falta la adjudicación de nuevos modelos para su producción. El crecimiento del 9% experimentado en 2017 les hace ser optimistas para 2018, año en el que buscarán crecer más y rebasar la cifra de 150.000 vehículos ensamblados.

Figueruelas, Villaverde y Vigo (PSA)

Tras caer un 3,4% a inicios del año pasado, los nuevos modelos Opel Crossland X y Citroen C3 Aicross dieron un fuerte impulso a la planta zaragozana de Figueruelas, que logró crecer un 6%. La compañía espera superar las cifras de 2017 en este nuevo año.

Por su parte, la actividad de Villaverde se ha visto reducida más de un 25% en el 2017 y se encuentra bajo los efectos de un expediente de regulación temporal. No obstante, la planta madrileña recibirá una evolución del actual Citroën C4 Cactus con la que espera alcanzar un crecimiento del 6% hasta llegar a las 63.000 unidades ensambladas.

Finalmente, la factoría gallega ubicada en Vigo arrancará a mitad de 2018 el nuevo proyecto “K9”, que implica una renovación de las furgonetas Partner (Peugeout), Berlingo (Citroën) y Combo (Opel). La planta cerró 2017 con 435.000 unidades (un 2,5% más) pero se muestran cautos con el cierre de 2018 debido a la novedad del proyecto y al hecho de realizar una sustitución de modelos que han sido todo un éxito de ventas.

La demanda internacional, clave para las fábricas de automóviles

La planta de Ford en Valencia ya ha avanzado una caída de la producción en los próximos meses con motivo de un descenso de la demanda internacional muy focalizada en el mercado inglés, cuya demanda ha caído un 12%. No obstante, la firma espera recuperar el tirón a lo largo del 2018.

Más difusa es la situación de las factorías de automóviles que Renault tiene en Valladolid y Palencia, pues la empresa no da previsiones para el próximo año pero fuentes bien informadas apuntan a la caída de la demanda asiática y a un cierto estancamiento de varios de sus modelos SUV urbanos, así como el clásico Megane.

Por su parte, Nissan Barcelona ha sufrido el impacto de una menor demanda de su modelo Navara en Oriente Medio. La entrada en producción de la Renault Alaskan no ha logrado compensar el efecto negativo de la menor demanda de su furgoneta tipo pickup, pero desde la factoría aspiran a que la producción de la nueva clase X de Mercedes-Benz (basada en la propia Navara) ayude a aumentar sus volúmenes.

Además, a partir del segundo semestre del año Nissan dejará de producir el turismo Pulsar y la furgoneta NV200 en su versión Evalia para pasajeros (se mantendrá en sus versiones industriales). No obstante, el empleo de la fábrica se mantendrá estable debido a la producción de los modelos anteriormente citados Alaskan, Navara y Clase X.

 

 

Espacio patrocinado por
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone


No hay comentarios

Escribir comentario