MOBER ofrece consejos en el proceso de montaje de un motor reconstruido

Desde la especialista en reconstruidos alertan que no realizar alguna de las operaciones indicadas en esta guía puede generar la misma avería.


Cambiar el motor de cualquier vehículo no es una decisión fácil de tomar, principalmente por el importante desembolso económico que supone. Por este motivo, a la hora de adquirir un producto reconstruido conviene escoger un producto de calidad que, a la larga, siempre saldrá más rentable.

Fruto de su experiencia, en Reconstruidos MOBER han constatado que el 80% de las averías que hacen necesario la sustitución del motor son generadas por sistemas auxiliares, como inyección, refrigeración, admisión o engrase. Por este motivo, la empresa especialista en reparación de motores aconseja realizar una completa diagnosis de la avería y para descubrir qué la ha generado. De esta manera, se podrán sustituir o reparar los componentes dañados y se evitará que la avería se vuelva a reproducir en el producto reconstruido.

Procedimientos básicos del montaje

Una vez desmontado el motor y desarmados todos los accesorios…

Será necesario limpiar todas las piezas, como colectores, enfriadores de aceite, EGR, mangueras o intercooler, entre otros. Esta limpieza será especialmente fundamental cuando el motor haya podido generar partículas (o restos) como consecuencia de la avería. Determinadas averías, como las que implican la rotura de pistones, generan partículas que se pueden quedar en los colectores y tuberías de aire.

cabezas de pistón dañadas

En las fotos superiores se puede apreciar, a la izquierda, la cabeza de un pistón completamente dañada por la entrada de restos de partículas de  la anterior avería; y en la derecha, otra cabeza con pequeñas marcas. Ambas implican una avería en el motor reconstruido, generando perdidas de tiempo y dinero al automovilista.

La  avería del turbo puede gripar el motor y llenar de aceite todo el sistema de admisión, tuberías e intercooler. Si este aceite no se limpia a conciencia, los restos que quedan volverán a entrar por la admisión y con el tiempo generarán la misma avería en el motor.

daños de gripado producidos en el cilindro y el pistón

daños de gripado producidos en el cilindro y el pistón

Es imperativo que un especialista controle el sistema de inyección, inyectores, bomba y rampa (hayan sido el causante de la avería o no). Se deberán cambiar los tubos de presión, filtro de gasoil y también revisar todas las tuberías y el depósito, sobre todo cuando la avería haya tenido que ver con el sistema de inyección.

daños en cabeza pistón y paredes cilindro

Las fotos de arriba muestran los daños que se pueden generar tanto en la cabeza del pistón como en las paredes del cilindro, si no se corrige debidamente una avería del sistema de inyección.

Por otro lado, es necesario controlar, verificar y sustituir (si es necesario) los siguientes componentes: termostato, bomba de agua, correas y manguitos. Del mismo modo, conviene revisar el estado del radiador y de los sensores, tanto de temperatura como de control.

También es necesario revisar y limpiar todas las piezas relacionadas con el sistema de engrase que no incluya el motor reconstruido, como: cuerpo del filtro, intercambiador o sensores de presión, entre otros. Si no se hace, los restos de aceite contaminado en estas piezas volverán al circuito de engrase, generando daños en las piezas móviles.

casquillos de cigüeñal dañados por un aceite contaminado

casquillos de cigüeñal dañados por un aceite contaminado

Igualmente, MOBER recuerda la necesidad de revisar y sustituir correas de accesorios, volante bimasa o embrague. Ahora es el momento de sustituir estas piezas en caso de avería o síntomas evidentes, pudiendo ahorrar el automovilista mucho dinero en mano de obra en el caso de que fallen pasado un tiempo.

En cuanto al turbocompresor, se debe controlar su estado antes de volverlo a montar en el motor y a pesar de que no haya sido el causante de la avería. Es imperativo, además, sustituir filtros de aceite, aire y gasoil, manguitos de refrigeración y termostato, así como utilizar el aceite recomendado por el fabricante.

No realizar estas operaciones, recuerdan los responsables de MOBER, puede generar la misma avería en el motor reconstruido.

 

reconstruidos mober

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario