Los concesionarios de maquinaria agrícola se pronuncian sobre el Plan Renove 2020

Interempresas ha preguntado a dos importantes concesionarios del país para entender los motivos del escaso éxito del Plan Renove 2020.


En MotorOK os contamos hace unas semanas cómo la convocatoria de ayudas para el Plan Renove 2020 de maquinaria agrícola por parte del Ministerio de Agricultura había “pinchado” entre los clientes del tractor, quienes solo demandaron 1,1 millones de los cinco millones previstos. Ahora, Interempresas ha reunido a dos importantes concesionarios para que opinen al respecto de los fallos del Plan Renove de maquinaria agrícola que han motivado su poco éxito entre los tractores.

razones del fracaso Plan Renove 2020 en concesionarios de maquinaria agrícola

Los dos concesionarios en cuestión, líderes en sus respectivas zonas, son Masur (John Deere) y Agrivisa (New Holland).

Desde el primero han indicado que “habiendo vendido el 40% aproximadamente del mercado total en nuestra zona de influencia; en los meses de junio a septiembre, no hemos tramitado ni un solo expediente de Plan Renove para la compra de alguno de nuestros tractores nuevos o máquinas”.

Su gerente, Octavio Mulet, ha indicado cómo en Masur observaron que, una vez que se informaba a los clientes de la cuantía a recibir por el Renove, “perdían absolutamente el interés”. El gestor del concesionario también ha explicado a Interempresas que “la cuantía €/cv resulta escasa para achatarrar tractores con la ITV al día y en pleno rendimiento, ya que en la mayoría de los casos, el propio mercado paga más de lo que supone la ayuda de Renove; y, por otra parte, ha existido mucha confusión con las categorías energéticas de los tractores nuevos sujetos a las ayudas”.

Por su parte, desde el segundo han declarado que “en 2020 nos hemos encontrado tres problemas importantes, aparte del COVID-19: los bajos precios de los productos agrícolas; la sequía; y el error a la hora de publicar la convocatoria en el BOE en que se exigía que el tractor estuviese a nombre del solicitante de la ayuda desde el año 2016”.

Eduardo Ángel Hurtado Nogales, gerente de Agrivisa, ha añadido que “ha habido un error a la hora de publicar el Decreto que ha dejado fuera a muchos a agricultores que tenían intención de acogerse al Plan”. Y ha aclarado: “Al realizar un corte y pega del Decreto de 2017, la fecha mínima a nombre del solicitante de la ayuda es 2016 cuando en anteriores convocatorias siempre ha sido un año. Este hecho se puso en conocimiento del Ministerio a través de Ansemat y de asociaciones de agricultores, pero no han hecho nada para cambiarlo”.

En cuanto al perfil de clientes, ambas aseguran que, aunque han recibido todo tipo de visitas, “las empresas de servicios, que suelen tener la maquinaria bastante renovada, no mostraron interés”.

Desde Faconauto, la patronal de los concesionarios, recuerdan que el sector de la maquinaria agrícola también se ha visto afectado (y mucho) por el impacto de la pandemia, quedando su actividad comercial completamente paralizada. En este sentido, la entidad espera que las inscripciones de tractores “vayan acompasándose a la recuperación de la actividad económica del país. La previsión de cierre de ejercicio es de una caída 25%, con unas 9.000 inscripciones”.

 

interempresas

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario